Archivo de la categoría: Experiencias del exilio

Una miradita a los “jolideis” en USA, y como lo dicen los cubanos.

 Una miradita a los “jolideis” en USA, y como lo dicen los cubanos.

1660_8077_1_155_300

 ‘balentain’, día de los enamorados en que los novios y maridos se portan mejor que nunca para tapar las porquerías que hacen durante el año.

Después viene ‘ister’, Domingo de Resurrección- de ir a misa por única vez en el año y fin de hacer penitencia como ofrecerle a Dios no comer quimbombo en toda la cuaresma o no decir mas de un coño al día.

El próximo es el ‘forzoyulai’, , día de la independencia, de darles una lección a los hijos del American ‘jistori’ llevándolos a la playa y a ver los fuegos artificiales.

Al comenzar septiembre tenemos ‘leibordei’  es el día en que los que tienen suerte de trabajar para compañías grandes no tienen que ir al trabajo

Luego viene ‘jaloguin’, dia en que los niños se ponen disfraces de papel o de plastico que solo duran las dos o tres horas del ‘tricotri’ antes de ripiarse en mil pedazos, y van de casa en casa recogiendo caramelos que no pueden comer porque pudieran estar envenenados o haber cuchillas de afeitar puestas por sociopatas perversos dentro de los Hershey bars.

La fiesta siguiente es ‘sanguibin’  Con menú de:  ‘terqui’ estilo cubano, relleno de picadillo y chorizo, con arroz, frijoles y yuca y, de postre, un flan o pudín de pan.

Después viene ‘crismas’,  Día de asar lechón en caja china en el patio desde el amanecer hasta que este listo a las 8 de la noche. Vigilarla todo el santo día, mientras los mocosos de la familia corretean alrededor y le tiran piedras a la caja.

Y por último, ‘niuyiar’,  fiesta a todo meter de fin de año en donde las mujeres se encasquetan sus mas finos ajuares comprados en Berta y Pepe

Cuando los cubanos de aquí les cuentan a sus familiares en Cuba sobre estas fiestas, ¿lo escribirán así? ¿Será que el pueblo cubano tiene un spelling particular y propio para los holidays gringos?

¿Hablarán de los “forzoyulai fayercraquers”, del “crismas chopin” y del “sanguibin terqui”? ¿Cómo le dirán a nuestros tres reyes magos, los “triguaismen”? ¿Y a nuestro día del trabajo, “leibordei”?

No en balde le ponen de nombre a los hijos  YUSMEIL (US MAIL), Yusimi (YOU SEE ME) , Aisiyu (I SEE YOU), Belsaus (BELLSOUTH), ‘Yusnavi (US NAVY), Mileidi (MY LADY) y creo que hasta ‘Yamamepatra’ (llamame para atras), que sería así como ‘Colmibac’ (call me back) ….

Que idioma tan pintoresco hemos inventado en este exilio de Miami . Hasta el inglés ya nos sabe a ‘yuca y arroz con frijoles’.

Baracutey Cubano. 

Fracción del artículo de origen anónimo.

Extractado y publicado por MGuatyMarrero para Cjaronu

Un exilio diferente, por Esteban Fernández

EXILIO DIFERENTE

Por Esteban Fernández

33-0604100672_embedded_prod_affiliate_84

¿Usted no ha notado que este exilio en que vivimos ya no es igual que antes cuando todos éramos furibundos anticastristas?

Sí, somos el mismo exilio y somos los mismos exiliados, lo diferente es que este exilio se ha llenado de CUBANOS que no son exiliados, ni se siente exiliados, ni piensan como nosotros los exiliados. Es más, muchos están en contra de nosotros los exiliados.

Es algo así como “yo hace dos años que no fumo, que no toco un cigarro, que estoy seguro que no fumaré jamás y sin embargo, no me integro a las filas de los no fumadores ni de los que detestan a los fumadores, los critican y los discriminan”. A mí, a pesar de que no fumo ni fumaré jamás, esos criticones en contra de los cigarrillos me siguen cayendo mal. E igual les pasa a muchísima gente que llega de Cuba, llegan aquí, están aquí, pero no comulgan con nosotros.

Cuando hablamos de guerra, de implantar la justicia contra los fidelistas el día de la libertad estamos hablando de atacar a un tío que es capitán de la Seguridad del Estado, a una abuelita que fue fundadora de un Comité de Defensa en el año 1962, y a un primo hermano que es chivato y a una sobrina que es miliciana.

¡Por favor, si este es un exilio actual que a lo mejor usted va a comer a La Carreta, o a cualquier restaurante en Miami, y a su lado en otra mesa pueden estar comiendo un hijo de Ramiro Valdés, una sobrina de Juan Almeida, y una hija de Fidel Castro!.

Vienen aquí, y siguen viniendo, y llegan todos los días, y el motivo de llegar no es el mismo de los que llegamos porque éramos y SOMOS enemigos jurados de la tiranía castrista, y odiamos todo lo que huela a castrismo y queremos la destrucción total del sistema implantado en Cuba.

Vienen simple y llanamente porque allá “la caña está a tres trozos”, la situación (después de la bancarrota de la URSS y del comunismo internacional) dentro de la Isla es insoportable. Para todos. Hasta para los fidelistas de segunda categoría.

Entonces deciden venir para acá. No para ser enemigos a muerte del castrismo como somos nosotros. De eso nada. Vienen para juntar un poco de dinero, y regresar allá lo antes posible y llevarle a sus familiares lo más posible. Aunque sea un Coronel castrista.

Quizás (y ojalá) no sean todos los que llegan los que no se sienten exiliados. Y ojalá surjan algunos que me digan: “Usted está equivocado, yo odio a Fidel Castro y a todos los fidelistas, y yo vine aquí a combatir con todos los hierros al sistema imperante en mi país”. Vaya, el que diga y sienta eso ¡YO LO CONSIDERO MI HERMANO!.

Pero la gran mayoría no piensa así. Más de 50 años viviendo bajo la feroz propaganda castrista ha hecho mella en sus cerebros. Esa propaganda los ha llevado a creer que los valientes que fueron a Playa Girón son unos mercenarios, y que los exiliados que llegamos en los años 60s éramos todos terratenientes, latifundistas, batistianos, y esbirros, y que aquello no se cae mas nunca.

No, señores, ya este exilio no se parece en nada al exilio iniciado por nosotros. ¿Usted no se acuerda de aquella época donde todos odiábamos a Fidel Castro?. ¿Usted no ha notado que cuando les preguntamos a los recién llegados COMO ESTA LA SITUACIÓN EN CUBA nos dicen que “no hay futuro, no hay comida” y casi nadie añade “Y ESO ES POR CULPA DE UN GRAN HIJO DE PERRA LLAMADO FIDEL CASTRO”?

Antes la división era entre organizaciones que se fajaban discutiendo QUIEN HACIA MAS EN CONTRA DE CASTRO. Este es un exilio diferente. Hoy, desgraciadamente, estamos divididos en anticastristas y gente que no son anticastristas.

http://www.amigospais-guaracabuya.org/oagef003.php

Imagen- Memoria histórica- El Nuevo Herald

Publicado por MGuatyMarrero para Cjaronu

El Versailles cumple 40 años

SARAH MORENO

smoreno@herald.com

Es mediodía en Miami, y el café, las croquetas y los pastelitos del Versailles pueden más que la insistente lluvia. La ventanilla exterior está tan animada como siempre, y el salón comienza a llenarse. Al final, en una mesa semi escondida, los dos Felipe Valls, padre e hijo, observan complacidos el resultado del trabajo de 40 años.

El restaurante, que ha sido visitado por celebridades y varios presidentes, no sólo es parada obligada para quien venga a Miami con intención de no irse sin probar la comida tradicional cubana, sino que es el punto de reunión de los exiliados, que junto al mostrador, y cafecito en mano, discuten de política o celebran eventos importantes en la ciudad, como el triunfo de los Marlins o las elecciones locales.

“A mí me gustaba esta esquina, pero la gente me decía que yo estaba loco, porque esto quedaba muy lejos”, contó Felipe Valls Sr., comentando que en 1971, la esquina de la Calle Ocho y la avenida 35 no era el centro del “ambiente cubano”, que entonces se movía en los alrededores del restaurante Badía, en la Ocho y la 16, también propiedad de Valls, quien lo había hecho popular por sus buenos sándwiches.

Este martes, de 4 a 7 p.m., con una fiesta de mojito, música cubana y entremeses para la prensa e invitados especiales, comenzará la celebración por las cuatro décadas del Versailles, que abrirá al público el comedor del restaurante con un especial de precios, que bajarán al mismo nivel de 1971.

Sigue leyendo

The children of cuban exiles

WHO AM I?

I am the product of two cultures. I like to think of myself as the perfect mix of both. The point of harmony between beliefs…

And yet…………

They’ve labeled me “Cuban-American”. And like the hyphen in this supposedly single phrase, I see the separation, feel the distinction. I am not truly part of either. For some I will always be a “minority”.

Despite my education and place of birth, I cannot – nor will I – hide my heritage, and so I return to “my people”.

And yet…

I find open arms of welcome in my Anglo world. But the blood that we share is too thin; We are the same, but not one.

Lost to me is the history of my parents’ homeland and mine.

I feel no tie to a forbidden land, or to relatives I will never know.

Why should I continually mourn the past? My life, my future, is in the present. Across the water is a nightmare, a constant bad dream; And I am not Don Quixote..

I cannot relate to the time before “El Exilio”, A time which seems almost mythical in its perfection. For me it is just the melancholy ramblings of the old.

And yet… I sometimes ache with need, the need to forget my Anglo teachings and surroundings.

To be able to join my elders in their fond memories. To be able to go back in time and space, Erasing my patronizing smile and exchanging it with a sense of knowledge. The knowledge of who I am and to whom I belong.

However, no matter how sincere this longing may be, I cannot – nor will I – discard my nationality. I will always be a guest in both worlds, Outwardly welcomed, but secretly hoped that I will not overstay my visit.

And yet…

I am content with my life; My destiny is not distasteful. I am part of a new breed.. Our speech is sprinkled with both languages, Switching randomly between both until we find the “perfect” word.

And though we do not belong to Cubans or Americans, We belong to each other….

We are not “ellos”…………

We are not “them”…………

We are! THE CHILDREN OF CUBAN EXILES

Author: Sonia Guerra

www.Juanperez.com

Cortesy of Ing. Renato Recio

Documental sobre nuestro exilio.

Subject: Cubano-Americano 

                                                                  centerpiece

Entrar en el enlace:  http://cubamerican.net/

Cortesía de: Lic. Orestes Rodriguez

Observaciones de un hijo del exilio. Segunda Parte.

Observaciones de un Hijo del Exilio.

Alex A Marrero


Parte 2: Nostalgia

La añoranza más grande que llevo por dentro en relación a Cuba y mis raíces se refleja directamente en el aspecto artístico/cultural y más específicamente aún: la música. Como el planeta entero ya lo sabe, la cultura musical de Cuba es una sumamente rica, amplia, especial y altamente poderosa. Sencillamente dicho, el sonido de la clave es el latido del corazón de todos los cubanos y gracias a ésta, también es el latido de todos los Latinos.

La mezcla de las culturas que ocurrió en esa isla: española, africana, francesa,  crearon una  música tanto elegante como callejera, incomparable y con variantes casi infinitas. Estilos, géneros y formas increíblemente originales y variadas las cuales, a principios de la década del 70, al mezclarse muchas de ellas con un poco de influencia de ritmos de Puerto Rico, y con un toque de perspectiva nuyorquina se creó un fenómeno musical “La Salsa”. La música cubana es diariamente imitada por muchos y homenajeada por todos, ya sean músicos, artistas, intelectuales, bailarines, escritores, profesionales y gente normal, rica o pobre que solamente adora los sonidos y como le conmueven cuerpo y alma.

La manera en la cual  Cuba fomentó desde un principio la música y la educación superior musical es lo que ha llevado a que su música llegara a alcanzar tal respeto y cariño universal. Añoro el poder algún día ir a esa increíble Isla y aprender directamente de mis paisanos más sobre ese lenguaje musical. Convivir con ellos al sentir el latido del Caribe, en la misma isla donde nació ese idioma sin palabras que levanta el espíritu y conmueve a todo el ser.

Desde que tengo memoria, entre nosotros los hermanos se ha hablado muchas veces sobre hacer algún escrito, canción, documentación oral, película, algún tipo de homenaje o pequeño detalle a la historia de nuestros padres. Siempre nos quedamos en la idea, nunca llegamos a sembrar la semilla. Solamente se quedaban las ideas en un estado de “deberíamos hacer tal cosa o tal otra”. Por mi cuenta hice varios intentos durante algunos años aquí y allá de escribir canciones acerca de lo que vivieron y nunca pude -en verdad- escribir algo que me dejara satisfecho. Siempre me faltaba algo. También, a mi manera de verlo, yo no tenia la educación especifica sobre la música cubana que me hubiera gustado tener para hacer algo en el lenguaje que ellos conocen. Después de años de trabajo y estudio personal me sentía más cómodo con las formas musicales de la isla.

La falta de algún homenaje (porque espero que no sea el último) que quisimos hacer cambió para mi después de tantos años, un día, y en sólo cuestión de minutos. El veintisiete de agosto del dos mil cinco, abrí mi correo electrónico y vi un mensaje de mi madre, como muchos que manda regularmente a sus hijos y amistades. El título era simplemente: Compartiendo Nostalgia. En unos breves enunciados nos explicaba que el escrito era algo así como un poema sin mucha estructura (según ella) acerca de sus recuerdos de tener que salir de Cuba, pero que aún así se sentía orgullosa de él, y esperaba que nos gustara. Al leer esas palabras, sin pensarlo dos veces tome la guitarra acústica y  le puse música y melodía a esas palabras. Eran palabras que yo nunca hubiera podido escribir, pero que con amor y orgullo ahora les podía traer otra vida completamente.

Como dice el Brasileño Caetano Veloso en una de sus lindas canciones: “Como é bom poder tocar um instrumento”. Hice unos cambios muy, muy pequeños a la letra y en quince minutos la canción estaba terminada. Mi grupo musical en aquel momento estaba a punto de grabar un disco y lo que yo más quería entonces era hacerle un arreglo digno a esta canción para poder incluirla en el disco. Así funcionó el plan con la ayuda de mi amigo, colaborador y gran arreglista Scotty McIntosh. Nostalgia es parte de ese disco tan variado musicalmente que es “Evolución” y es mi tributo en aquel a mis padres, Cuba y el exilio. No es ninguna obra maestra ni va a cambiar el mundo, pero es algo sincero y del corazón. Y la canción al igual que yo, mantiene algo de tradición pero tiene influencias externas.

Para agregarle un poco mas de profundidad al tema, (¡por que está tan ligera la cosa!) el día que enterraron a mí abuela materna (quien acababa de fallecer) me llamaron desde Miami mis hermanos que estaban ahí atendiendo su funeral. Llamaban para avisarme que todo estaba en marcha, que estaban ahí, tristes, pero juntos y que me extrañaban. Colgué el teléfono y entré directamente a la cabina de grabación (mi closet) para añadirle las vocales a Nostalgia, lo único que faltaba por completar de la grabación de dicha canción. Muchos sentimientos se soltaron de mí en la grabación de esas vocales. De nuevo, la catarsis de poder expresarse musicalmente, resaltó y me ayudó de manera increíble. A la vez, lo que sucedió fue que la canción tomó otro nivel de significado para mí ya que en ese momento yo se la cantaba a mi abuela, que en paz descanse.

Hago este escrito ahora de la misma manera que los solía hacer de pequeño, para compartir mi punto de vista sobre algunas cosas y para que lo leyera mi familia. Lo hago para contar una parte de nuestra historia como familia. Lo hago para que al igual que con Nostalgia, les pueda hacer tributo a mis padres y a todos aquellos exiliados de su patria por gobiernos opresivos.

Hago este escrito en honor a mis padres ya que no siempre soy el hijo mas presente, ni tampoco el hijo ideal. Lo hago en tributo y con cariño a mis hermanos y a mi hermana quienes por bien o por mal crecimos en un hogar de exiliados Cubanos en México (¡aunque se que Vic y Dan no lo van a leer porque esta muy largo!). Lo hago en honor a todas las familias e hijos de exiliados. Lo hago por el amor a una patria que no conozco. Lo hago por amor a la familia inmediata que conozco y la que no conozco también. Lo hago, al igual que la canción y toda mi música: en honor a mis ancestros.

Esto comenzó simplemente por que mi madre me pidió que le contribuyera algo a su nuevo “Blog” y aparentemente cuando empiezo a escribir, como dicen en México: me clavo. Lo único más que puedo ofrecer ahora es el sentimiento que traté de compartir en la canción que escribimos juntos -sin saberlo- mi madre y yo. Quise brindarle tributo a  sus palabras y a las experiencias de mis padres,  la de sus padres, y así sucesivamente.

Si gustan, la pueden escuchar si van al siguiente sitio:                                     

http://www.sonicbids.com/ghandaia (En la parte superior de la página hay un botón que dice: Audio. Hagan clic en dicho botón y en la página nueva encontraran la canción Nostalgia. Es la tercera en la lista de tres.

O pueden tratar de entrar directamente a las tres canciones entre ellas a Nostalgia, traten aquí:

http://www.sonicbids.com/epk/epk_body.asp?epk_id=28435&poll_id=&name=music&skin_id=7

Espero que sea un tributo digno y que la disfruten.

Alex A. Marrero

Miércoles, 15 de julio de 2009

Austin, Texas.

Gracias Alex por tus palabras. Tu narración sobre la intención de hacernos un homenaje a tu padre y a mí me ha emocionado. El detalle de que inclusive  te acuerdes hasta de la fecha en que recibiste mi modesto poema, me halaga grandemente.  Me siento muy orgullosa de ese disco. Fue indescriptible lo que sentí el día que lo oí por primera vez. Gracias mi querido músico, te quiero mucho, Mam

De acuerdo con Alex, Daniel Marrero Guaty.

Estoy muy de acuerdo con los comentarios de mi hermano y no puedo esperar a leer la segunda parte. En muchos sentidos las raíces se llevan dentro del núcleo familiar. La realidad es que Cuba ya no existe de la manera en la que nuestros padres la vivieron. La riqueza cultural de esa Cuba es trasmitida a través de los valores familiares inculcados desde que nacimos, las interminables anécdotas de “cómo se vivía en Cuba” y el gran orgullo de que “Cuba es el Pueblo escogido… por los Cubanos”. Claro, un buen Café con Leche en la mañana, tarde y noche y unos moros con cristianos y tostones también son referencias fuertes de dónde venimos.

En mi experiencia, el haber nacido en EE.UU, crecido en México hasta los 17, mudarme a Austin, Texas hasta los 25 y desde entonces vivir en lo que posiblemente es lo más cercano al “Cubaneo” fuera de Cuba , siendo esta la gran ciudad de Miami, he podido cotejar las sútiles pero inmensas particularidades que hacen de mí y mi familia, Cubanos. Creciendo en México, sentía que a pesar de que era “Mexicano”, realmente no lo era. En Austin, a pesar de que nací en EE.UU, no era Americano, pero al llegar a Miami, no quedó duda que lo que soy es Cubano.

Al compartir socialmente con Cubanos y lo abierto y cariñosos que pueden ser, tomarme un Cortadito en la “ventanita”, mientras escucho a los viejos Cubanos quejándose con muchos “coños” y “carajos” de algo o alguien (porque siempre es así en las ventanitas), y la muchacha detrás de la ventanita que me dice: “ Hola mi amorcito, quieres tu cortadito oscurito, ¿verdad?”, el sentido del humor pícaro y descarado, pero siempre inocentón y sin malicia, y el encontrarme a gente constantemente que me recuerda a mis padres o mis hermanos y su manera de ser… Así es, este es MI mundo, mi orgullo y gran parte de mi cultura…Es como dicen…Puedes sacar al Cubano de Cuba, pero nunca sacarás a Cuba del Cubano.

Daniel A. Marrero                                                             cafecito_cubano_the_robust_sound_of_cuba

Miami, Fl

Gracias Dan por tu cariñosa respuesta a Alex y la explicación detallada de lo que sientes y eres, estoy muy orgullosa de la forma que expresas tu cubanía, cuándo nunca has conocido Cuba. Te quiero mucho, Mam