Archivo de la categoría: La Cuba de hoy

Nuevas Cubanadas

images

Y continuando con las palabras Cubanas. De hace un tiempo a esta parte nos hemos encontrado que los  Cubanos de la Isla, y los que van llegando, han adoptado un vocabulario que no entendemos  y aquí les explico el origen y significado de: “Asere que bolá”

Fueron los carabalíes quienes trajeron a Cuba la forma religiosa conocida por abakuá o ñáñigos, y es precisamente en el lenguaje ritual de los abakuá donde se utiliza muy frecuentemente la voz asere, cuya traducción aproximada al español sería “yo te saludo”.

“Qué bolá!”: “Es una expresión de pueblo que significa ‘¿en qué andas?’, ‘¿qué vas a hacer?, ‘¿cómo vas a divertirte?”.

Hoy en día es muy común en la Isla la frasecita, aunque a la mayoría nos luzca algo vulgar. Hasta Obama creyéndose simpático la usó llegando a Cuba como saludo a la población.

MGUATYMARRERO

Castro’s revolution biggest myths

img_1151

Cuban hospital

img_1152

He established a fraudulent school system that provided indoctrination rather than education, and created a two-tier health-care system, with inferior medical care for the majority of Cubans and superior care for himself and his oligarchy, and then claimed that all his repressive measures were absolutely necessary to ensure the survival of these two ostensibly “free” social welfare projects.

¿Ha degustado usted un bistec de toronja?

Bistec de Toronja empanizado y bodega vacía de productos.

 

Hoy hablaremos del menú del Cubano de a pié

La gastronomía Cubana se ha convertido en un verdadero albur, “de lo que encuentres”.

Se señaló al llamado período especial como el culpable de la escasez de productos alimenticios, pero en realidad desde los comienzos de la Revolución comenzó la carencia .El nacimiento de la libreta de racionamiento marcó la pauta a la desnutrición y a una mesa plagada de recuerdos de un ayer que no regresará. Hoy en día  hasta sueñan con los enlatados Rusos, lo que en un principio pareció detestable.

El problema ha ido empeorando hasta llegar a tener que ingeniarse todo un proyecto para alimentarse, y esto ha continuado año tras año.

Esperar por el pescado, abundante en nuestras costas, y terminar recibiendo, una sola vez al mes, un trozo de pollo importado desde Brasil, es parte de esa distorsión (¿económica?, ¿gastronómica?, ¿psicológica?) que afecta a los cubanos desde mucho antes que inventáramos el  “bistec de toronja”, el “picadillo de gofio”, la “hamburguesa de cáscara de plátano”, la “pizza de condones”, el “colquito”, el “café de chícharo”, el dulce de col, o toda esa variedad de simulacros y escamoteos que produjeron las carnes de tiñosas, garzas, ratas, perros, gatos y hasta despojos humanos que muchos comieron desde la desesperación o desde la ingenuidad.-Párrafo de Cubanet- Alberto Pérez Chang-

Sin olvidar la asquerosa claria y la milagrosa moringa.

Después de recordar lo que pasa un Cubano para comer desde hace 57 años, y que nadie se acuerde de lo que ha sufrido Cuba todos estos años, tal parece que con la apertura de Obama y la desesperación por visitar la Isla- En Cuba… No pasa nada.-

El comunismo, o mal llamado socialismo en nuestros países, es un sistema en dónde se carece de todo, ¡hasta de vergüenza!

MGUATYMARRERO

Cuba fue limpia y civilizada, hasta que….

cubabasura(4)

Hay cestos para basura, pero no educación

Las playas cuentan con cestos de basura (en 100 metros se contaron 12 contenedores). Aun así, muchos, arriesgándose a ser multados, no echan la basura en su sitio. Desmond Boylan AP

 En las Playas del Este, a pocos kilómetros de La Habana, el paisaje que las recibió, de arena blanca salteada con pequeñas conchas podría haber sido el de un paraíso… si no fuera por los cúmulos de basura.

“Nadie tiene sentido de pertenencia, ni con el medio ambiente, ni con la playa ni con nada. Esto no es mío y no importa si está sucio, piensa la gente”, dijo Yanelis Silva

Latas de cerveza, botellas de refrescos de vidrio rotos, bolsas de plástico, condones usados, papeles de envoltorios, pedazos de juguetes, zapatos rotos, restos de comida o colillas de cigarrillos, son algunas de las cosas depositadas sobre la arena o el mar, en cantidades no determinadas, pero que crece en los meses de julio y agosto en sintonía con las vacaciones.

Sigue leyendo

Cuba-Disney y la izquierda alcahueta

image_content_6384817_20160322181611

Isaac Nahón Serfaty

El País.com

  La hipocresía ha anulado la capacidad de crítica de la izquierda

 Cuba ahora es el Disney de la farándula fashion. La lista de famosos que van a la isla a hacer turismo cuasi arqueológico aumenta día a día. Las momias Stones, la efigie Lagerfeld y la inevitable voluptuosa Kardashian han hecho su peregrinaje habanero. Desde Miami llega el crucero aclamado por locales entusiastas. Los gringos, como el esperado Mr. Marshall de la película de García Berlanga, se pasean por el malecón y disfrutan los mojitos. Descubren fascinados un parque temático poblado de vetustos sedans americanos, la Habana vieja con sus joyas arquitectónicas restauradas y sus ruinas, y una población hambrienta de cambio. Todo esto bajo la aclamación admirativa de medios occidentales fascinados por una supuesta “apertura” en la Perla del Caribe.

Vale la pena hacer un ejercicio de imaginación histórica para mostrar la inconsistencia de los políticos progres y periodistas entusiastas. Pensemos, por ejemplo, que unos rockeros míticos, un diseñador de modas y un ejemplar de la beautiful people hubieran decidido visitar Chile en tiempos de Pinochet para celebrar la apertura económica que implementó el dictador de la mano de sus tecnócratas neoliberales. No es difícil suponer la reacción, plenamente justificada, de intelectuales y políticos de izquierda: “¡qué barbaridad el endoso al sanguinario dictador!”; “debemos rechazar esta maniobra propagandística del imperialismo yanqui”; “ya basta de manipulación para conquistar las frágiles mentes de nuestros pueblos, pobres víctimas de la industria cultural”; “hagamos un boicot a la música, ropa y fotos porno de estos agentes del imperialismo”. Así podríamos seguir con variaciones de las mismas manifestaciones de indignación.

Sin embargo, cuando esto sucede en la Cuba controlada por la dictadura monárquica de los Castro, todo es risa y fiesta. ¿Qué carajo importa que continúe la represión contra los disidentes políticos? ¿A quién le interesa que la maquinaria de propaganda del régimen siga vomitando sus consignas huecas mientras se limita la libertad de expresión? ¿A quién le preocupa los refugiados que escapan de la isla hacia Estados Unidos (vía Costa Rica, por ejemplo), antes que Obama, o el que le suceda, elimine el privilegio de la ley de “ajuste cubano”? ¿Quién denuncia a la nomenclatura militar que controla las empresas del Estado, cobra las coimas y prepara el terreno de una apertura económica tipo capitalismo salvaje?

La hipocresía de una izquierda alcahueta ha anulado su capacidad crítica. No es capaz de digerir que en su seno también hay mucha corrupción (que lo diga Lula), que con la excusa de la liberación de los pueblos proclama discursos de odio antisemitas (que lo digan algunos laboristas ingleses), que con la coartada de la lucha contra las injusticias y la desigualdad monta una nueva clase de cínicos privilegiados (que lo digan los “bolichicos” del chavismo).

Carlos Rangel, escritor venezolano prematuramente desaparecido y despreciado por esa izquierda, hizo en los años setenta el retrato de esa miseria intelectual que idealiza el mito del “buen revolucionario”. Los mitos no son solamente recursos simbólicos. Son instrumentos para legitimar intereses y negociados, como los que hoy se cocinan en la Cuba-Disney

MGUATYMARRERO

“Me llamo Olnavy”: Los extravagantes nombres cubanos de las últimas décadas

CJaronu´s Blog

La destrucción, la falta de valores, el mal uso del idioma, la falta de cultura de trabajo (vagancia), y los nombres estrafalarios vienen de la mano. Nuestra Cuba ya no existe, esto es otra cosa. Maggie

La Cuba de hoy tiene habitantes con estrafalarios nombres  La Cuba de hoy tiene habitantes con estrafalarios nombres

Odlanier, Aledmys, Usnavi, Olnavi, Disami. Son algunos de los extravagantes nombres de pila surgidos en las últimas décadas en Cuba, donde la prensa y los especialistas llaman a estudiar ese fenómeno social y aplicar normativas jurídicas más claras al respecto.

Inventar nombres propios en la isla es una práctica común que persigue la originalidad para llamarse de una manera “única e irrepetible” aunque muchas veces el vocablo que surge es “impronunciable” y difícil de entender.

Las tendencias para escoger un nombre propio en Cuba incluyen la adaptación de palabras de otros idiomas, la formación de híbridos con los nombres de los padres, la inversión de palabras o puras…

Ver la entrada original 288 palabras más