Archivo de la categoría: La obra de Martí

El alma trémula y sola (La bailarina Española) José Martí

 

Author P.Lameiro

Author foto- P.Lameiro

 

AGUSTINA OTERO IGLESIAS, bailaora gallega, conocida en el mundo del bello arte con el nombre artístico de  LA BELLA OTERO, nació en una familia muy pobre, el día 4 de Noviembre del año de 1868, en un pequeño pueblo llamado Valga de Pontevedra  (Galicia), y murió en Niza, Francia, el día 10 de abril de 1965.

La obra refleja la historia de Carolina Otero, “La bella Otero”, como la llamaban sus contemporáneos. Carolina era muy joven y pobre cuando viajó de España a París.

  Su talento excepcional y belleza hicieron que conquistara fama, y en unos cuantos meses encantó a todo París. En su salón se daban cita pintores, escritores y artistas famosos. Entre los admiradores figuraba Renoir – quien decorara su casa.

10968302_1544999902440039_3425830266349524358_n

A Carolina, mujer inteligente, parecía no interesarle la riqueza: la bella Otero gustaba de bailar y jugar a los naipes. Pasó incontables noches en Monte Carlo, perdiendo enormes sumas. Toda la naturaleza de la hermosa mujer la quemaba la pasión insaciable por los juegos de naipes.

Carolina bailaba, bailaba y por sus brazos pasaron multitud de hombres que la colmaron de deseos, joyas, dinero y placeres. La amó William Vanderbilt (y lo hizo por siempre); lo hizo Alberto de Mónaco, que la aficionó a la ostentosa vida de los casinos, Leopoldo de Bélgica, Alfonso XIII, el príncipe de Gales y el káiser Guillermo; el mismísimo zar de todas las Rusias Nicolás (el del destino aciago), el feísimo pero dadivoso barón de Ollstreder (ella llegó a decir : ¡no puede llamarse feo a un hombre que hace tan buenos regalos!), Boni de Castellane (el único hombre que la humilló), Aristide Briand, y tantos otros.

En 1913, cuando se encontraba en la cúspide de la fama y su talento florecía en plenitud, Otero abandonó la escena, pero no le resultaba fácil renunciar a su pasión fatal. Pronto sus riquezas quedaron en manos de los acreedores. El gobierno francés le asignó una pequeña pensión, que no le permitía superar las dificultades.

Hoy ya poca gente recuerda el nombre de Carolina Otero. En 1954, la actriz mexicana María Félix decidió realizar una película sobre la famosa bailarina, reservándose el papel central. Fue grande el asombro de la actriz cuando durante la búsqueda de información sobre la vida de la bailarina la encontró viviendo enParís. La otrora hermosa bailarina, entonces incapacitada y abandonada, vivía en un asilo de ancianos.Murió en Niza y allí permanece enterrada.

Carolina Otero increpando a un fotógrafo en los   últimos años de su vida, en Niza

Carolina Otero increpando a un fotógrafo en los
últimos años de su vida, en Niza

Monumento a La Bella otero en Valga. Author Foto- P.Lameiro

Monumento a La Bella otero en Valga. Author Foto- P.Lameiro

Y se hubieran olvidado de ella para siempre de no haberla visto una sola vez en su vida el gran poeta cubano para darle la eternidad con sus hermosos versos. En el tiempo de floreciente esplendor de Carolina Otero fue cuando Martí la vio bailar en el Teatro El Edén Museé en la calle 23 de Nueva York en 1890. En su larga, angustiosa y febril etapa de preparación de la guerra necesaria.

En el poema “La bailarina española”, tenemos un ejemplo vivo, latente, de la forma magistral en que nos describe, José Martí, la acción plástica de la bailarina (danza) mediante la palabra, sentado en su palco del teatro.

El poema completo es una caracterización de la bailarina así como de todo su arte a través de un lenguaje sencillo y la utilización de varios recursos literarios como imágenes literarias plásticas: metáforas, adjetivaciones, símiles o comparaciones y elementos simbólicos como el personaje de la bailarina y el espectador que es el mismo autor del poema (Martí).

José Martí

El alma trémula y sola

El alma trémula y sola
Padece al anochecer:
Hay baile; vamos a ver
La bailarina española.

Han hecho bien en quitar
El banderón de la acera;
Porque si está la bandera,
No sé, yo no puedo entrar.

Ya llega la bailarina:
Soberbia y pálida llega;
¿Cómo dicen que es gallega?
Pues dicen mal: es divina.

Lleva un sombrero torero
Y una capa carmesí:
¡Lo mismo que un alelí
Que se pusiera un sombrero!

Se ve, de paso, la ceja,
Ceja de mora traidora:
Y la mirada, de mora:
Y como nieve la oreja.

Preludian, bajan la luz,
Y sale en bata y mantón,
La virgen de la Asunción
Bailando un baile andaluz.

Alza, retando, la frente;
Crúzase al hombro la manta:
En arco el brazo levanta:
Mueve despacio el pie ardiente.

Repica con los tacones
El tablado zalamera,
Como si la tabla fuera
Tablado de corazones.

Y va el convite creciendo
En las llamas de los ojos,
Y el manto de flecos rojos
Se va en el aire meciendo.

Súbito, de un salto arranca:
Húrtase, se quiebra, gira:
Abre en dos la cachemira,
Ofrece la bata blanca.

El cuerpo cede y ondea;
La boca abierta provoca;
Es una rosa la boca;
Lentamente taconea.

Recoge, de un débil giro,
El manto de flecos rojos:
Se va, cerrando los ojos,
Se va, como en un suspiro…

Baila muy bien la española,
Es blanco y rojo el mantón:
¡Vuelve, fosca, a un rincón
El alma trémula y sola!

Natalicio del Apóstol

 Universidad de Guadalajara

MGuatyMarrero para Cjaronu

José Martí nació el 28 de enero de 1853 en La Habana, Cuba.

2013-01-28-nace-jose-marti
El joven Martí pronto se sintió atraído por las ideas revolucionarias, y tras el inicio de la guerra de los Diez Años –primera guerra por independizar Cuba de España- inició su actividad revolucionaria: publicó una gacetilla El Diablo Cojuelo, y poco después una revista, La Patria Libre. A los diecisiete años fue condenado a seis de cárcel con trabajos forzados por su pertenencia a grupos independentistas. Fue indultado por su mal estado de salud y fue deportado a España, en donde se licenció en derecho y filosofía y letras por la Universidad de Zaragoza.

imagesD5QJE7IR
Tras viajar durante tres años por Europa y América, José Martí acabó por instalarse en México. Allí se casó con la cubana Carmen Sayes Bazán y, poco después, gracias a la paz de Zanjón, que daba por concluida la guerra de los Diez Años, se trasladó a Cuba. Deportado de nuevo por las autoridades cubanas, temerosas ante su pasado revolucionario, se afincó en Nueva York y se dedicó por completo a la actividad política y literaria.

José+Martí+Lo+derechos
Además de destacado ideólogo y político, José Martí fue uno de los más grandes poetas hispanoamericanos y la figura más destacada de la etapa de transición al modernismo. Colaboró con diversas publicaciones de distintos países, como La Revista Venezolana, la Opinión Nacional de Caracas, La Nación de Buenos Aires o la Revista Universal de México. Cronista y crítico excepcional, hizo de muchos de sus textos auténticos ensayos.

untitleduuu
Desde su residencia en el exilio, José Martí se afanó en la organización de un nuevo proceso revolucionario en Cuba, y en 1892 fundó el Partido Revolucionario Cubano y la revista Patria. Se convirtió entonces en el máximo adalid de la lucha por la independencia de su país.

imagesRSL92TRG
Dos años más tarde, tras entrevistarse con el generalísimo Máximo Gómez, logró poner en marcha un proceso de independencia. Pese al embargo de sus barcos por parte de las autoridades estadounidenses, pudo partir al frente de un pequeño contingente hacia Cuba. Murió en combate en 1895 durante su lucha contra las tropas españolas en Dos Ríos, actual provincia de Granma, en el oriente cubano

Cae Martí en Dos Ríos – 19 de mayo –

El 29 de enero de 1895, junto con Mayía y Collazo, firmó la orden de alzamiento y la envió a Juan Gualberto Gómez para su ejecución. Partió de inmediato de Nueva York a Montecristi, en República Dominicana, donde lo esperaba Gómez, con quien firmó el 25 de marzo de 1895 un documento conocido como “Manifiesto de Montecristi”, programa de la nueva guerra. Ambos líderes llegan a Cuba el 11 de abril de 1895, por Playitas de Cajobabo, Baracoa.

Tres días después del desembarco, hicieron contacto con las fuerzas del Comandante Félix Ruenes. El 15 de abril de 1895 los jefes allí reunidos bajo la dirección de Gómez, acordaron conferir a Martí el grado de Mayor General por sus méritos y servicios prestados.

El 28 de abril de 1895, en el campamento de Vuelta Corta, en Guantánamo, en unión de Gómez firmó la circular “Política de guerra”. Envió mensajes a los jefes indicándoles que debían enviar un representante a una asamblea de delegados para elegir un gobierno en breve tiempo. El 5 de mayo de 1895 tuvo lugar su encuentro con Gómez y Maceo en La Mejorana, donde se discutió la estrategia a seguir. El 14 de mayo de 1895 firmó la “Circular a los jefes y oficiales del Ejército Libertador”, último de los documentos organizativos de la guerra, la que elaboró conjuntamente con Máximo Gómez.

Siguiendo la marcha hacia el oeste de la provincia oriental, llegaron a Dos Ríos, cerca de Palma Soriano. El 19 de mayo de 1895 una columna española se desplegó en la zona y los cubanos fueron a su encuentro. Martí marchaba entre Gómez y el Mayor General Bartolomé Masó. Al llegar al lugar de la acción, Gómez le indicó detenerse y permanecer en el lugar acordado. No obstante, en el transcurso del combate, se separó del grueso de las fuerzas cubanas, acompañado solamente por su ayudante Ángel de la Guardia. Martí cabalgó, sin saberlo, hacia un grupo de españoles ocultos en la maleza y fue alcanzado por tres disparos que le provocaron heridas mortales. Cuando se conoció lo sucedido, resultó imposible rescatar su cadáver, el cual fue conducido por los españoles y, tras varios enterramientos, fue finalmente sepultado el día 27, en el nicho número 134 de la galería sur del Cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba.

Fuente Biografia- Portal de José Martí

Imágen: Obra del pintor cubano Esteban Valderrama.

Publicado por M Guaty Marrero para Cjaronu

Martí de niño en Matanzas

 El hombre de la edad de oro.

Zunzun   la casa de los libros

Libro editado en el 2003 por la revista Zunzún de la Casa Editora Abril

mediaisla.net

mediaisla.net

 

NUESTRO APÓSTOL VIVIÓ UN AÑO EN MATANZAS CON SU PADRE.

 

El tren de La Habana empieza a entrar en tierras de Matanzas.

Dentro va un hombre serio, pero de corazón de miel. Junto a él está sentado su hijo mayor, de nueve años, que mira por la ventanilla ríos, lomas cañaverales, árboles, palmares… El niño abre mucho los ojos para ver tanta maravilla que nunca antes ha visto. El niño se llama José Julián Martí Pérez, pero toda la familia le llama Pepe.

El tren siguió rumbo a su última estación. Desde allí, don Mariano Martí Navarro y su hijo, continuaron viaje a caballo hasta llegar a un pequeño pueblo que se llamaba y se llama Caimito del Hanábana. Allí le habían dado trabajo al padre de Pepe.

Pepe iba porque a su papá no le gustaba separarse de él y también como tenía tan buena letra podía ayudarlo en el trabajo.

En ese lugar pasó casi un año y nunca lo olvidó, por todo lo que vivió.

Aprendió a montar a caballo y daba paseos por las fincas de los alrededores, conoció a los que traían de África para convertirlos en esclavos.

Pepe sufría viendo cómo obligaban a trabajar a latigazos a aquellas personas; y cómo le ponían cadenas…

“Yo sé de un pesar profundo

Entre las penas sin nombre:

¡La esclavitud de los hombres

Es la gran pena del mundo!”

Luego, a los 17 años, fue encadenado porque ya estaba luchando por la libertad de Cuba. Y aquellas cadenas le hicieron una herida que nunca se la pudieron curar.

MGuatyMarreroparaCjaronu

“Esta futura esclavitud – decía Martí – es el socialismo.”

MARTÍ Y EL COMUNISMO

 

imagesmmm

 

 Y añadía Martí, profetizando lo que pasaría en un estado socialista:

“Todo el poder que iría adquiriendo la casta de funcionarios, ligados por la necesidad de mantenerse en una ocupación privilegiada y pingüe, la iría perdiendo el pueblo que no tiene las mismas razones de complicidad sin esperanzas y provechos, para hacer frente a los funcionarios enlazados por intereses comunes.  Como todas las necesidades públicas vendrían a ser satisfechas por el estado, adquirirían los funcionarios entonces la influencia enorme que naturalmente viene a los que distribuyen algún derecho o beneficio.

El hombre que quiere ahora que el estado cuide de él para no tener que cuidar él de sí, tendría que trabajar entonces en la medida, por el tiempo y en la labor que pluguiese al estado asignarle, puesto que a este, sobre quien caerían todos los deberes, se darían naturalmente todas las facilidades necesarias para recabar los medios de cumplir aquellos. De ser siervo de sí mismo, pasaría el hombre a ser siervo del estado.  De ser esclavo de los capitalistas, como se le llaman ahora, iría a ser esclavo de los funcionarios.

Esclavo es todo aquel que trabaja para otro que tiene dominio sobre él, y en ese sistema socialista dominaría la comunidad al hombre, que a la comunidad entregaría todo su trabajo.  Y como los funcionarios son seres humanos y por tanto abusadores, soberbios y ambiciosos, y en esa organización tendrían gran poder, apoyados por todos los que aprovechasen o esperasen aprovechar de los abusos, y por aquellas fuerzas viles que siempre compra entre los oprimidos, el terror, prestigio ok habilidad de los que mandan, este sistema de distribución oficial del trabajo común llegaría a sufrir en poco tiempo de los quebrantos, violencias, hurtos y tergiversaciones que el espíritu de individualidad, la autoridad y osadía del genio y las astucias del vicio originan pronta y fatalmente en toda organización humana…El funcionario autocrático abusará de la plebe, cansada y trabajadora. Lamentablemente será, y general, la servidumbre.”

Cortesía de Luciano Garibaldi-

Publicado por MGuatyMarrero para Cjaronu

 

Como ha manipulado el Comunismo Cubano a José Martí

Como ha manipulado el Comunismo Cubano a José Martí.

http://www.martinoticias.com/content/manipulacion-de-marti-por-los-comunistas-cubanos-en-su-conclave/1554.html

ç

El aparato de propaganda del castrismo no ha llegado nunca a decir que Martí era comunista, pero lo han insinuado, y lo han insinuado a un punto que, de acuerdo a esa propaganda, Martí fue una especie de antecedente del comunismo isleño, olvidando, claro, que el poeta fue un crítico de la prédica de odio de Carlos Marx y que, en última instancia, la ideología del poeta estaría, si acaso, cercana a lo que hoy sería una suerte de socialdemocracia a medio camino entre lo romántico y lo reformista.

El aparato de propaganda del castrismo ha procurado también, en cierta medida, justificar el monopartidismo con el sofista de que José Martí fundó un solo partido, el Partido Revolucionario Cubano, olvidando, claro, que Martí fundó efectivamente un sólo partido, el suyo, pero que en ningún sitio dejó escrito que nadie más podía fundar otro partido; cada cual que funde el suyo, diría más bien Martí.

Martí Noticias– Opinión 2012

Publicado para Cjaronu por MGuatyMarrero

Poesía de José Martí

imagesiii

Versos Sencillos-1891

Yo sé los nombres extraños De las yerbas y las flores, Y de mortales engaños, Y de sublimes dolores.

Yo he visto en la noche  oscura Llover sobre mi cabeza Los rayos de lumbre pura De la divina belleza.

Alas nacer vi en los hombros De las mujeres hermosas: Y salir de los escombros, Volando las mariposas.

He visto vivir a un hombre Con el puñal al costado, Sin decir jamás el nombre De aquella que lo ha matado.

Rápida, como un reflejo, Dos veces vi el alma, dos: Cuando murió el pobre viejo(*), Cuando ella me dijo adiós.

Temblé una vez —en la reja, A la entrada de la viña,— Cuando la bárbara abeja picó en la frente a mi niña.

José Martí