Archivo de la categoría: Artículo

Passed

     elsamrodrig  Acabo de encontrarme con una vecina con cuya madre tuve bastante trato en una oportunidad en la que aspiraba a ser miembro de la Junta de Propietarios en el Condominio donde vivimos. La saludé e inmediatamente pregunté por su madre. Me contestó con un aparentemente lacónico : Passed.

Le ofrecí mis condolencias e intercambiamos unas palabras sobre la señora que había fallecido esta misma semana. Después de hablar con ella me puse a razonar sobre la forma en la que tenemos para decir que un familiar o persona conocida ya no está en el mundo de lo seres vivos. Los hispanos solemos decir que esa persona falleció, o que murió. Sin embargo, siento que la forma en la que lo dicen los que hablan inglés es más apropiada, porque cuando dicen “passed”, están diciendo que pasó, se fue, marchó. Digo eso porque en realidad morir implica no estar ya más, desaparecer, dejar de existir.
Todos los que hemos pasado por la triste experiencia del fallecimiento de un ser querido, sabemos que esa persona no muere para nosotros, que está allí, en nuestro corazón y en nuestra mente, simplemente pasó a otro plano. Después de todo, sabemos que no estaremos en el mundo terrenal por una eternidad, que solamente estamos de paso por la tierra, por eso prefiero decir como se dice en Inglés, que la persona pasó, siguió adelante, allí donde un día nos volveremos a ver.
Elsa M. Rodríguez

Guillermo Fariñas abandona la huelga y más… por Zoe Valdés

 

guillermo-farinas-huelga-hambre-cortesia_cymima20160806_0005_16

 

La noticia salió originalmente en el sitio de Yoani Sánchez, 14ymedio, donde todavía se puede leer y se anuncia que Guillermo Fariñas había abandonado la huelga de hambre y sed, en el día 55. A partir de ahí todas las webs del exilio así como las televisiones de Miami empezaron a dar la noticia, en la que además se añadía que Fariñas había conseguido una enmienda en la Unión Europea, con su nombre, o sea, una Enmienda Fariñas, en la que se repetían las demandas del disidente al régimen castrista.

No pasó ni una hora. Amigos de Miami me enviaron la información de que el Canal 41 en su Informativo de las 5 de la tarde y a través del vocero de la Fundación Cubano Americana, Carlos López Montenegro, estaba desmintiendo el hecho de que la UE concediera una Enmienda Fariñas al huelguista. Algunas webs retiraron la información.

Hoy me encuentro con este desmentido por parte de los comunistas españoles en el buzón de mi Facebook, quien me lo envía es un exiliado cubano cuya militancia opositora al castrismo es innegable: IU desmiente las informaciones de la web europarlamento.wordpress.com y reafirma su compromiso con la revolución cubana – Izquierda Unida en el Parlamento Europeo.

Voy leyendo aquí y allá que Guillermo Fariñas ha informado que depuso su huelga debido a un falso rumor que el régimen sacó a rodar. Sin embargo, revisando los videos de sus recientes entrevistas, en uno de ellos, en el Hispanopost, es el propio Fariñas quien anuncia las probabilidades de un cierto apoyo de la UE, en materia de enmiendas.

Al mismo tiempo, su hija Alicia Fariñas (quien según me ha informado un ex preso de los 75 de la Primavera Negra no es realmente su hija sino su sobrina), y que se encuentra estudiando en Puerto Rico, anunció a los medios o “miedos” de prensa la supuesta enmienda, a cuyo anuncio se unieron también sus voceros y seguidores.

En el buscador de la UE no aparece ninguna Enmienda Fariñas:

image1-2

Todo este teatro no ha servido más que para desprestigiar todavía más a la oposición y al exilio. Desde el inicio de esa huelga predije que el desenlace sería la deposición de la huelga, en la que nunca he creído. Pero la realidad una vez más se supera a sí misma. Más tarde, en mi Facebook diré unas cuantas verdades que llevo calladas desde hace mucho tiempo por respeto a terceras personas que poco tienen que ver con estos enredos internos cubanos.

Zoé Valdés.

MGUATYMARRERO

Encuentran en Carolina del Sur la primera capital de USA

fees

Tras décadas de búsqueda, los arqueólogos han dado en Carolina del Sur con los restos de un antiguo fuerte que los españoles levantaron en el asentamiento de Santa Elena, fundado hace 450 años por el marino asturiano Pedro Menéndez de Avilés y que ahora se reivindica como “la primera capital” de Estados Unidos.

Los intentos de encontrar esta primitiva fortaleza, levantada en 1577, no habían dado fruto hasta que las nuevas tecnologías han permitido localizarla bajo tierra. El hallazgo, obra de un equipo dirigido por Chester DePratter, de la Universidad de Carolina del Sur, y Victor Thompson, de la Universidad de Georgia, se publicará esta semana en Journal of Archaeology Science Reports.

Los restos del llamado fuerte de San Marcos se han encontrado bajo un antiguo campo de golf de unos terrenos militares de los marines en Parris Island, en las cercanías de la pequeña ciudad de Beaufort, en la costa de Carolina del Sur.

Se trata de uno de los cinco fuertes españoles que se construyeron sucesivamente a lo largo de los 21 años de existencia de Santa Elena y fue establecido por Pedro Menéndez Márquez, sobrino de Menéndez de Avilés y en aquel momento gobernador de la Florida.

La región con ese nombre era entonces mucho más extensa que el actual estado norteamericano que conserva ese topónimo y abarcaba buena parte de lo que ahora es el sureste del territorio continental estadounidense.

MGUATYMARRERO

Fracaso anunciado

FRACASO ANUNCIADO

Por Elsa M. Rodriguez
José Luis Rodríguez Zapatero no se ha destacado nunca por sus demostraciones de apoyo a los pueblos que sufren dictaduras o presidencias interminables que tal parecen lo mismo, una dictadura. Sin embargo, no sabemos si por deseo de volver al espectáculo político y que se vuelva a hablar de él, fue que decidió hacer una visita a Venezuela. Según se dijo, Zapatero quería intentar un diálogo entre el presidente-dictador Nicolás Maduro y la oposición venezolana.

Aparentemente no fueron suficientes su insistencia ni la del presidente de Panamá Martín Torrijos o el de República Dominicana Lionel Fernández. Este trío conciliador no pudo convencer al patriota Leopoldo López a que aceptase dar un paso atrás aceptando prisión domiciliaria y no celebrar el referéndum que pide la oposición. Tanto López como los que desean la salida de Maduro del gobierno, entienden que todas estas gestiones van encaminadas a permitirle al gobernante ganar tiempo y no cumplir con la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) que liderada por Luis Almagro llevaría a Venezuela a ser suspendida de ese organismo.

Estas gestiones no eran más que un fracaso anunciado, porque es imposible pretender tener conversaciones profundas y amigables con quienes han hecho del poder un estandarte para que sus propias ambiciones se consigan, con quienes no hablan, sino gritan, insultan, ordenan y por el simple hecho de desear utilizar el más universal de los derechos, el cual es la libertad de expresión, ponen en prisión a un hombre, cuyo único “delito” ha sido pedir transparencia en el gobierno y libertad para su pueblo. Definitivamente con los dictadores no se puede charlar, no escuchan otra cosa que no sea su propia voz o la de los que alaban.
Elsa M. Rodríguez

Las vacaciones de Obama en Cuba

La Nación

Andrés Oppenheimer  2089206w180

MIAMI.- Muchos de nosotros apoyamos en términos generales la decisión del presidente Obama de restablecer relaciones diplomáticas con Cuba. Sin embargo, su próximo viaje a la isla -incluyendo una posible asistencia junto con el dictador cubano Raúl Castro a un partido de béisbol entre Estados Unidos y Cuba- es prematuro, y está mal planificado.

Uno podría preguntarse qué tiene de malo que Obama vea el partido amistoso de béisbol del 22 de marzo entre los Rays de Tampa Bay y el equipo nacional cubano durante la primera visita de un presidente estadounidense a la isla en 88 años. Bueno, hay varias cosas objetables.

Incluso varios activistas de los derechos humanos que apoyan el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba y se oponen al embargo comercial estadounidense a la isla dicen que una fotografía sonriente de Obama junto a Castro, como si el dictador cubano fuera la reina de Inglaterra, enviaría un mensaje siniestro a las víctimas de abusos de los derechos humanos en Cuba.

Obama debería limitarse a restablecer relaciones con Cuba, no hacerse amigo del régimen. Son dos cosas muy diferentes. Está bien que Obama vaya a la isla para mejorar las relaciones políticas y económicas, como Estados Unidos lo ha hecho con la dictadura china. Pero posar sonriente junto a Castro en un evento deportivo es otra cosa.

“Sería una bofetada en la cara a todos aquellos cuyas vidas han sido destruidas por la dictadura cubana -me dijo José Miguel Vivanco, jefe del Departamento de las Américas para el grupo de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch en Washington DC-. Esto hará que los cubanos se pregunten si Obama es sincero cuando habla de la defensa de los derechos humanos en Cuba.”

Imagínese si durante la dictadura de Augusto Pinochet, el presidente estadounidense Jimmy Carter hubiera viajado a Chile y asistido a un partido de fútbol junto con el general chileno. Esa habría llevado a muchos chilenos a dudar sobre el compromiso de Carter con los derechos humanos, dijo Vivanco.

El viaje de Obama a Cuba es prematuro, ya que él mismo había dicho en una entrevista el 14 de diciembre con Yahoo News que no iba a ir a la isla a menos que las condiciones de derechos humanos mejoraran. Bueno, no mejoraron, y en cierta medida empeoraron.

Hubo 2555 detenciones arbitrarias de opositores pacíficos en enero y febrero de este año, contra 489 en diciembre del 2014, cuando Obama anunció por primera vez su decisión de restablecer los lazos con Cuba, según la no gubernamental Comisión Nacional de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional de Cuba.

Incluso, el periódico oficial de Cuba, Granma, dijo en un editorial del 9 de marzo que Obama será bienvenido, pero que Cuba no va a “ceder un ápice” en “sus ideales revolucionarios y antiimperialistas”.

El viaje de Obama está mal planeado, porque el planeado partido de béisbol se robará los titulares. Obama debería asegurarse de que la atención de los medios se centre en su discurso público, donde debería enviar un fuerte mensaje a los cubanos de que los derechos humanos son valores universales, consagrados por las Naciones Unidas.

No debería ceder ante las exigencias del régimen cubano de que no tenga una reunión separada y exclusiva con los líderes de la oposición pacífica. Los presidentes que visitan otros países se reúnen con los líderes de la oposición todo el tiempo. No hay motivo para que Cuba sea una excepción.

El consejero adjunto de Seguridad Nacional de Obama y arquitecto de la política de acercamiento con Cuba, Ben Rhodes, señaló el viernes en una reunión con la junta editorial del Miami Herald: “Si todo lo que estuviéramos haciendo fuera ir a un juego de béisbol, eso estaría mandando un mensaje equivocado. Pero vamos a hacer mucho más que eso [en Cuba]”.

Mi opinión: Obama está demasiado ansioso por visitar Cuba antes del final de su mandato y sacarse la foto que le haga pasar a la historia -al igual que Nixon cuando fue a China- como el presidente de Estados Unidos que abrió los lazos con la isla.

Pero podría haber esperado unos meses, porque -salvo sorpresas de último momento- este viaje se parece más a unas vacaciones que a otra cosa y contradice el propio compromiso de Obama el 17 de diciembre de 2014 de iniciar una nueva etapa con Cuba que “incluirá un apoyo continuo a una mejoría de los derechos humanos y las reformas democráticas”. Tomarse unos mojitos con Castro en un partido de béisbol envía el mensaje equivocado.

Twitter: @oppenheimera

MGuatyMarrero

La visión frívola de Cuba por Oppenheimer

 

oppenehimer