Archivo de la categoría: Estampas

¡Viva Cristo Rey!

Un exilio diferente, por Esteban Fernández

EXILIO DIFERENTE

Por Esteban Fernández

33-0604100672_embedded_prod_affiliate_84

¿Usted no ha notado que este exilio en que vivimos ya no es igual que antes cuando todos éramos furibundos anticastristas?

Sí, somos el mismo exilio y somos los mismos exiliados, lo diferente es que este exilio se ha llenado de CUBANOS que no son exiliados, ni se siente exiliados, ni piensan como nosotros los exiliados. Es más, muchos están en contra de nosotros los exiliados.

Es algo así como “yo hace dos años que no fumo, que no toco un cigarro, que estoy seguro que no fumaré jamás y sin embargo, no me integro a las filas de los no fumadores ni de los que detestan a los fumadores, los critican y los discriminan”. A mí, a pesar de que no fumo ni fumaré jamás, esos criticones en contra de los cigarrillos me siguen cayendo mal. E igual les pasa a muchísima gente que llega de Cuba, llegan aquí, están aquí, pero no comulgan con nosotros.

Cuando hablamos de guerra, de implantar la justicia contra los fidelistas el día de la libertad estamos hablando de atacar a un tío que es capitán de la Seguridad del Estado, a una abuelita que fue fundadora de un Comité de Defensa en el año 1962, y a un primo hermano que es chivato y a una sobrina que es miliciana.

¡Por favor, si este es un exilio actual que a lo mejor usted va a comer a La Carreta, o a cualquier restaurante en Miami, y a su lado en otra mesa pueden estar comiendo un hijo de Ramiro Valdés, una sobrina de Juan Almeida, y una hija de Fidel Castro!.

Vienen aquí, y siguen viniendo, y llegan todos los días, y el motivo de llegar no es el mismo de los que llegamos porque éramos y SOMOS enemigos jurados de la tiranía castrista, y odiamos todo lo que huela a castrismo y queremos la destrucción total del sistema implantado en Cuba.

Vienen simple y llanamente porque allá “la caña está a tres trozos”, la situación (después de la bancarrota de la URSS y del comunismo internacional) dentro de la Isla es insoportable. Para todos. Hasta para los fidelistas de segunda categoría.

Entonces deciden venir para acá. No para ser enemigos a muerte del castrismo como somos nosotros. De eso nada. Vienen para juntar un poco de dinero, y regresar allá lo antes posible y llevarle a sus familiares lo más posible. Aunque sea un Coronel castrista.

Quizás (y ojalá) no sean todos los que llegan los que no se sienten exiliados. Y ojalá surjan algunos que me digan: “Usted está equivocado, yo odio a Fidel Castro y a todos los fidelistas, y yo vine aquí a combatir con todos los hierros al sistema imperante en mi país”. Vaya, el que diga y sienta eso ¡YO LO CONSIDERO MI HERMANO!.

Pero la gran mayoría no piensa así. Más de 50 años viviendo bajo la feroz propaganda castrista ha hecho mella en sus cerebros. Esa propaganda los ha llevado a creer que los valientes que fueron a Playa Girón son unos mercenarios, y que los exiliados que llegamos en los años 60s éramos todos terratenientes, latifundistas, batistianos, y esbirros, y que aquello no se cae mas nunca.

No, señores, ya este exilio no se parece en nada al exilio iniciado por nosotros. ¿Usted no se acuerda de aquella época donde todos odiábamos a Fidel Castro?. ¿Usted no ha notado que cuando les preguntamos a los recién llegados COMO ESTA LA SITUACIÓN EN CUBA nos dicen que “no hay futuro, no hay comida” y casi nadie añade “Y ESO ES POR CULPA DE UN GRAN HIJO DE PERRA LLAMADO FIDEL CASTRO”?

Antes la división era entre organizaciones que se fajaban discutiendo QUIEN HACIA MAS EN CONTRA DE CASTRO. Este es un exilio diferente. Hoy, desgraciadamente, estamos divididos en anticastristas y gente que no son anticastristas.

http://www.amigospais-guaracabuya.org/oagef003.php

Imagen- Memoria histórica- El Nuevo Herald

Publicado por MGuatyMarrero para Cjaronu

“Oh, my aching…”

“Oh, my aching…”

By Puchy

 clipartof.com

I never considered myself a couch potato, more like a semi active person; working, participating and helping with the care of my grandchildren, riding a bike when weather permits and loved gardening in spring and summer; that’s being somewhat active, right? Retirement is here to stay and the grandkids are in school, so I decided it was time to get moving and join a gym. What could be easier, I’m already in pretty good shape… Hmmmm!

So, my friend and I drove to the closest gym; our requirements were few. Mainly, a reasonable distance since that would be an incentive to visit often!  We never thought that our visit would be humbling, but rather only a step toward getting fit and looking fabulous, since we already looked pretty damn good… Hmmmm!

We arrived at our destination smiling from ear to ear and determined to succeed. We walked thru the gym’s door to be immediately impressed and intimidated because it’s grand. We have never seen so many complicate machines as well as sweating male bodies in our lives.

Oh dear… I don’t know about this, it has been a long time since I saw a sweating body, much less these many, could this be healthy…?!

At this point we are looking pretty much like outsiders, which we are, and way too much out of place. Without even realizing we are both inching our way towards the door; our frozen smiles saying, don’t mind us, we are having serious second thoughts and need to find a comfort zone as close as possible to the exit. Help arrived in the form of a very polite and handsome young man, I think he could tell what we were thinking because he maneuvered us away from the door and very friendly like begins to talk to us, mostly saying, relax ladies, it’s a gym, not the twilight zone!

I finally came out of my stupor and started asking questions while getting a bit more comfortable with the idea; by the way, my friend was not saying much, only… “If you join, so will I”, okay…I think I will. So we both signed up and made appointments for our first session to evaluated and teach us the purpose of the terrifying machines which at plain sight look like it would hurt just standing next to them… we both stood at a sensible distance.

Push forward a few months and many private sessions and visits to this chamber of horror I find myself committed too, and I’m convinced that there is not a spot in my body that have not been hurt and probably damaged for life.  But, as they say, “Every cloud has a silver lining”.

 First week I could hardly command my legs to allow me to sit down, I soothed myself thinking that it was a fact that standing burns more calories that sitting. Following week, my middle section felt like it was on fire, so I didn’t have much appetite and ended up loosing a couple of pounds. Next, we did that interesting arm and chest workout… Wow I said, that really felt great… but the euphoria only lasted till I arrived home and realized that I couldn’t open the car door because I was numb from the neck to the waist; this too, proved to be a good thing since by being numb I felt no pain, neither was I able to open the refrigerator door and lost a few more pounds that week as well. Boy, that cliché is so true, “No pain, no gain”, but does it have to hurt this much!

Never have I been willing to give up on anything I have set my mind to do, working through these challenges is indeed an effort and I can happily report that the “misery zone”, have been conquered, well, not all of it, just the area that takes your breath away and makes one wonder… what the heck was I thinking?

Every week requires a commitment to work even harder than the week before; doing more sets, lifting heavier weighs, allowing for new routines that would have been impossible just a month ago, not perfect from the get go, but confidence in accomplishing the task. Muscle stress is inevitable, soreness is a sign that the work-outs are paying off while getting stronger and healthier. And to think…”I’ve only just begun”!

 ~ Puchy Guaty Lotz

 June 17, 2013

Cartoon by:  clipartof.com

Publishe by M. Guaty Marrero for Cjaronu

Estampas Cubanas de Emilio Cosío.

Introducción: Con un magnifico poder de observación, las Estampas Cubanas retratan el carácter e idiosincrasia del cubano de una manera amena y original. El autor presenta decenas de casos reales, o bien vividos por él, o por personas de su amistad, en las que se plasma el humor irreverente de un pueblo que rechaza la formalidad de los convencionalismos.

De mi buen amigo Emilio Cosío (+), abogado, ensayista, escritor, poeta, con dos libros de sus estampas publicadas. Un  señor con un sentido del humor y talento incalculables y una forma muy cubana de contar sus simpáticas estampas. Gracias Emilio por participar en mi modesto y familiar blog.

Maggie


Cosio

  ~La Noticia ~

Es interesante observar la inclinación nata que tenemos todos por el periodismo. Porque no he conocido a nadie que no se sienta importante dándole una noticia a alguien. Y es que somos noticiosos por naturaleza. Y nos sentimos felices en ser los primeros en darle la noticia a algún amigo. O a cualquier otro. Y lo agarramos personalmente o por teléfono. Pero tiene que ser una primicia. Porque nos causa un “shock” cuando le vamos a dar la noticia a alguien y ya la conocía. Y tiene el mal gusto de decírnoslo. Y tenemos que pensar en quien se nos ocurre que no la sepa todavía. Para darle pronto la noticia. Antes de que se la dé otro. Y poder disfrutar del impacto. Y de cómo lo impresionamos con lo bien enterados que estamos.

Al recibir la noticia debemos hacer como con los cuentos. Que aunque ya nos los sepamos hay que hacer como que es la primera vez que lo oímos. Porque, después de todo, debemos agradecerle el esfuerzo que hizo por mantenernos informados. Lo demás es una pesadez.

Hay cierto paralelo entre el periodista, el noticioso y el chismoso. La urgencia que sienten todos por dar la noticia es la misma pero la motivación varía. El periodista la da por profesión. El noticioso por impresionar. Y el chismoso por satisfacción. Para probar que sabe la vida y milagros de todo el mundo.

Los elementos básicos del chisme son la mala intención y la gentusería. Cuando los chismosos no tienen ningún chisme nuevo que contar, lo inventan. Caiga quien caiga. Como algunos periodistas que son maestros del libelo. El periodista al menos vive de la difusión de la noticia. Los chismosos lo hacen gratis. El periodista siempre afirma que lo que dice es cierto. El chismoso siempre pone el parche diciendo que no le consta. Y que no lo cree. Y dice algo favorable acerca de la víctima. Para parecer imparcial y justo. Después lo fulmina.

Hay quienes experimentan una satisfacción morbosa dando malas noticias. Y mientras más macabras mejor. “Oye, ¿te enteraste de la niñita esa que descuartizaron?”. Y hay que ver como disfrutan la reacción de horror que la noticia causa. No porque sean sádicos. Es que la reacción confirma el éxito de la noticia. A eso sigue la crítica obligada de los males sociales. Y los remedios. Que a veces son más macabros que la noticia… “Si yo pudiera cogería al asesino ese y le aplicaría la ley del Talión… Ojo por ojo y diente por diente.” Sin saber siquiera si el otro tiene dientes. Y cuando el crimen es sexual, entonces lo castran. Cuando nos dan la noticia de un fallecimiento, casi siempre nos dicen: “No lo puedo creer, pero si lo vi ayer y estaba perfectamente bien.” Y no meditan que el único requisito necesario para morirse es estar vivo. Y que lo que sí sería un notición, es que lo vieran y hablaran con él hoy.

Una fuente inagotable de noticias son los periodiquitos escandalosos. Que nos enteran de los pecados de toda la humanidad. Hay noticiosos que se nutren de noticias en los medios que cubren la élite social internacional. Y compran la revista HOLA. Sin perderse un número. Su público es mayoritariamente femenino. Y se conocen la vida y milagros de todo el “jet set” en los detalles más íntimos. Y lo comentan como si fueran sus amigas más cercanas. Yo miraba antes a la corte de Inglaterra y a la familia real inglesa como algo lejano. Pero ya no. Desde que entró Hola en casa ya la Reina me luce más o menos como la vecina de al lado. Y los marqueses, duques y condes me son tan familiares como el jardinero o el plomero. Y eso que yo no leo la revista. Me basta con escuchar a mi señora conversando con las amigas. No hay recién nacido sin padre del que no esté yo enterado. Ni de boda. Ni de tarro. Ni de concubinato. Ni de bañistas en cueros que no me entere. Quiero decir, los de la nobleza. O de los artistas y los toreros. Porque de los otros no hay quienes comenten. Porque son asuntos de plebeyos. O de muertos de hambre. Que no le importan a nadie. Ni son noticia. A menos que los estrangulen.

Cuando la noticia es acerca de Castro los comentarios que genera comprenden toda la gama de los aspectos políticos y sociales. Porque en cada cubano hay un estadista. Un economista. Un sociólogo. O lo que haya que ser. No hay problema. A continuación de la noticia viene el comentario político y por supuesto, la solución. La parrafada comienza con la disertación del estadista. Si el que escucha es otro cubano, hay un conflicto de estadistas. Si no lo es, entonces no hay ningún conflicto. Lo que hay es desesperación. Y aburrimiento. Porque al tipo le importa un pito lo de Fidel. Y lo más probable es que sea de los que creen en los logros de la Revolución. Y simpatizan con él. Pero no se atreven a decirlo a las claras. Porque están conscientes de que pueden estar jugándose la vida con el estadista cubano. Que hace rato dejó la diplomacia y ahora está matando comunistas. Y se van. Pensando que el cubano es un ultra derechista explotador al que seguramente le quitaron en Cuba todo lo que se había robado.

Los que, en materia política, no dan credibilidad a los cubanos no saben lo que se pierden. Porque las noticias de los cubanos son siempre de “buena tinta.” Lo que quiere decir que el cubano en cuestión está en el “inside” de la cosa y conoce todos los detalles secretos del asunto. Porque… “hay una secretaria americana que está casada con un cubano y la secretaria es la que maneja toda la información secreta del Departamento. Y el esposo tiene tremenda influencia y gracias a él es que la política del gobierno americano se ha inclinado a favor de los cubanos del exilio en el caso tal o más cual.” Todo muy secreto y delicado. Y el cubano de la noticia pone una cara circunspecta y responsable y nos dice que esperemos un poco. Que van ocurrir muchas sorpresas. Pero que por discreción no puede decirnos más. Y hace que le prometamos que no vamos a comentar el asunto ni con nuestra madre. Y se lo prometemos. De todas maneras ya la vieja no cree en nadie. Y hace rato que está pagando a plazos su lote en el cementerio. Porque dice que aquí nos podrimos.

Tan pronto nos separamos del cubano de la noticia comenzamos a hacer excepciones con la promesa de silencio que hicimos. Y le damos la noticia a todos los que nos encontramos. También les decimos que lo que les estamos informando lo sabemos de buena tinta. La “buena tinta” es la del tipo que nos dio la noticia. Y les hacemos prometer discreción. Y esperamos confiados a que se materialicen los acontecimientos pronosticados. Y llegan….pero al revés de todo lo que esperábamos. ¡Es que a los americanos no hay quién los entienda! Y no saben ni lo más mínimo de política internacional. Por eso meten la pata constantemente.

Y para nuestros adentros pensamos en lo diferente que serían las cosas si pudiéramos decidirlas nosotros. Y tomándonos un cafecito en la próxima esquina, descargamos nuestras frustraciones… y nos vamos… a comentar el asunto con algún otro. Si los americanos supieran, nos prestarían más atención.

Hace años leí que los servicios de inteligencia de los Estados Unidos recogían las heces fecales de Nikita Khrushchev para analizarlas y saber como andaba la salud de Nikita. Pasaban un trabajo tremendo en la ingrata tarea de interceptar los desagües del hotel para conseguir los especimenes. Los pobres… Sí, porque lo único que tenían que hacer para lograr inclusive mejores resultados era consultarnos.

Porque los cubanos sabemos hasta el detalle más mínimo de la salud de Fidel. Sabemos casi hasta la hora en que se va a morir sin hacer lo que hacen ellos. Salvo el imponderable de que alguien lo mate, desde luego. Y lo sabemos muy fácilmente. Porque cada vez que Fidel se asoma a la televisión hay medio millón, o más, de cubanos examinándolo físicamente a través de la pantalla. Sin contar con que por lo menos 200 médicos cubanos están igualmente diagnosticando el caso. Y no hay forma de equivocarse. Por ejemplo, hemos confirmado que está loco. Que padece de la enfermedad de Parkinson. Que abandona de pronto una conferencia internacional para ir al inodoro. Lo cual confirma que es un viejo cagalitroso. Y muchísimo más. Y toda esta información se la pierden los americanos porque se creen que se las saben todas.

Algunos cubanos afirman que el que aparece en la televisión es un doble. Y dicen que saben de buena tinta que Fidel tiene cinco dobles. Otro cubano confirmó la noticia. De buena tinta. Y es más, dice que lo que en realidad sucede es que los rusos clonaron a Fidel. Y que el parecido tan grande que tienen los clonados con él es que utilizaron una membrana del recto de Fidel para hacer el “cloning.” Y así lograron una reproducción exacta de la cara. Y del resto. Me parece perfectamente plausible y lógica la explicación.

Nada me haría más feliz que ser el primer cubano en enterarme de la muerte de Castro. Y por supuesto, ser el primero en contarlo. El único problema es que para eso tendría que matarlo yo mismo. Y lo contaría otro.

Emilio A. Cosío R.

Libro de Emilio Cosío: Estampas Cubanas.

http://www.amazon.co.uk/Estampas-Cubanas-Emilio-Cosio/dp/0615202713

Publicado por Maggie para Cjaronu

La mujer que inspiró la canción “Longina”

La mujer que inspiró la canción “Longina”

La dedicatoria de un trovador triste y sombrío halló su inmortalidad, en el nombre de una mujer de piel de ébano.

La canción  Longina

                                                       POR:   María Teresa Villaverde Trujillo           

Manuel Corona Raimundo,

Autor de la canción Longina

Se dice que la mujer que inspiró esa canción nació el 15 de marzo de 1888, y que su nombre completo era Longina O’Farrill. Su figura constituyó la fuente de inspiración para el compositor cubano Manuel Corona, uno de los grandes de la trova tradicional cubanaEl nombre Longina es el titulo de una creación musical que a través del tiempo ha sido considerada como una pieza clásica del cancionero romántico de Cuba.

Se cuenta que la historia comenzó en 1918 cuando Longina conoció en La Habana al trovador, nunca imaginando que la haría famosa para siempre. Tal encuentro tuvo lugar en casa de María Teresa Vera, una de las grandes de la trova. Ella los presentó, y un rato después Corona dijo que iba a escribirle una canción. Se encontraron nuevamente en la misma casa de María Teresa.  Era el 15 de octubre de 1918 y celebraban el onomástico de la cantante.  Corona entregó a su musa la canción que ella le inspirara. María Teresa la cantó enseguida, improvisadamente. Después sería su más grande intérprete.

LONGINA
En el lenguaje misterioso de tus ojos
hay un tema que destaca:
sensibilidad.
En las sensuales líneas de tu cuerpo hermoso
las curvas que se admiran despiertan ilusión.

 Y es la cadencia de tu voz tan cristalina,
tan suave y argentada
de ignota idealidad,
que impresionada por todos tus encantos,
se conmovió mi lira y en mi la inspiración.

 Por ese cuerpo orlado de belleza
tus ojos soñadores y tu rostro angelical
por esa boca de concha nacarada
tu mirada imperiosa y tu andar señoril.

 Te comparo con una santa diosa
Longina seductora cual flor primaveral
ofrendándote con notas de mi lira,
con fibras de mi alma, tu encanto juvenil.

MANUEL CORONA

Compositor y guitarrista-  Nació en Caibarien, Las Villas, el 17 de junio de 1880.  Se trasladó junto a su familia a La Habana en 1895 y ya entrado el 1900 se dedicó a la música llevando desde ese momento una vida bohemia, siempre acompañado de su guitarra.

En 1908 su canción Mercedes lo eleva a la popularidad entrando a formar parte de los grandes de la trova cubana.  Agrega entonces obras musicales como Longina, Santa Cecilia, Doble inconsciencia, Una mirada, Las flores del Edén, Aurora, etc.

 L a Trova cubana: Alberto Villalón, Sindo Garay,  Manuel Corona y Rosendo Ruiz

 Incursiona en guarachas inspiradas en temas de actualidad cubana. Todas piezas musicales de gran éxito. Sin embargo, a pesar del éxito de sus obras musicales, en un cuarto oscuro sumido en la mayor pobreza muere el 9 de enero de 1950 en La Habana, olvidado por muchos de sus, en otros tiempos, amigos.

Al entierro asistieron: Sindo Garay, Rosendo Ruiz, Tata Villegas, Pancho Majagua y algunos pocos más. Gonzalo Roig despidió el duelo que se efectuó en un cementerio de Marianao, La Habana, Cuba.

  María Teresa Villaverde Trujillo

     ashiningworld@cox.net

  Imagenes Conexión Cubana

Enero 2009

MGuaty Marrero para Cjaronu

Los plagios

Los plagios

ESTEBANFDEZFOTOACTUAL

Por Esteban Fernández 

Plagio es el nombre que se le da al ROBO indecente a las palabras invertidas en  un escrito, en un libro, en un documento. Es la copia de una obra ajena que se  presenta como propia. El plagio es un delito.

Yo sufro el plagio a diario. Ni por un segundo me considero el mejor articulista.  El mejor yo creo que es Roberto Luque Escalona. Pero si soy él más plagiado. Y  el record lo tiene “Abuelo ¿Qué Cosa es Cuba?” Ese escrito lo han publicado con  -por lo menos- 15 diferentes autores. Desde luego hay otros escritos como “El  Zoológico Cubano” , “El Embullo Cubano” “Las Preguntas Cubanas”, “El Placer de  ser cubano” que todavía me llegan como sí fueran de otros escritores.

Uno de mis más recientes escritos titulado “Carta a los Reyes Magos” es quizás  el último fraude. Me parece que muchos coinciden, al frente de sus computadoras,  pensando: “Ñooo, esta cartita está buena, le voy a quitar ESTEBITA y le voy a  poner Herculito”.

Y hay otros que no se atribuyen la creatividad del escrito, son como la “gatita  de María Ramos que tiran la piedra y esconden la mano” y entonces le envían mis  escritos a todos sus contactos sin mi nombre.

Y cuando uno los descubre entonces dicen: “Oh, no, yo lo recibí así- sin autor-  y lo hice “forward” a mis amigos”. Y la solución es la siguiente: Cuando la  persona recibe un escrito anónimo no debe hacerlo “forward”. Porque desde niños  aprendimos que a los anónimos no les debemos hacer caso. Y también nos enseñaron  que tanta culpa tiene el que mata la chiva como el que le amarra la pata”. Tan  culpable es el que quita mi nombre como él que lo reenvía sin saber quién fue el  autor de un escrito. Es como si alguien me deja en el portal un televisor robado  del “Walmart” de la esquina de mi casa y en lugar de llamar a la policía salgo a  revenderlo.

Hay quienes como Cesar Quiñónez, Gina Pérez, Aldo Rosado, y María Teresa  Villaverde que ya conocen mi estilo y me escriben diciéndome “Aquí te están  robando otro”. Y se me murió quien yo consideraba mi “abogado defensor”, Rafael  Estévez, quién desde Hialeah salía como un león a defender mis derechos de autor.  Llegó al extremo de ponerle a todos mis escritos un símbolo de “Derechos  reservados del autor”… Y otra campeona defendiendo mi autoría es María Argelia  Vizcaíno. Esa escritora es como un ángel que siempre le sale al paso a todo el  que hurta mis artículos.

Inclusive a través de los años, han existido dos famosos comediantes cubanos,  que se han cogido escritos míos completos. Y yo, por admiración hacia ellos, me  he hecho de la vista gorda. Y lo triste del caso es que son tan grandes que la  gente quizás considere que soy yo el que los copia a ellos.

Hay un escrito mío llamado “Dos cartas de Cuba”: una de un miliciano en 1962 y  después otra carta del mismo fidelista arrepentido pidiéndome hasta un par de  calzoncillos, y muchos me han dicho: “Oh, eso ya lo leí antes, el autor es otro  conocido periodista, chico no debes copiarle a nadie”…

Y por lo menos yo estoy vivo y a veces intento defenderme pero lo triste es  cuando han plagiado escritos del desaparecido Agustín Tamargo. Un tremendo  artículo de Agustín llamado “La Legión del Regreso” se lo atribuyen a un  fantasmagórico mexicano llamado Víctor Mona. Todavía no ha nacido el mexicano  que nos ponga a los cubanos a esa altura astronómica. Varias personas, entre  ellos Guaty Marrero, Lillian Castañeda, Andrés Pascual, se han ocupado de  aclarar ese agravio.

La Internet produce una especie de vicio de recibir cosas y acto seguido  lanzarlas al mundo. Y no solamente envían plagios sino que le hacen “forwards” a  mentiras garrafales e historietas apócrifas- sin indagar a fondo- como que el  cocinero de la reina Isabel era un cubano llamada “Elio Gutiérrez” y la Miss  Universo 2011- de Angola- Leila López era cienfueguera.

Y otro paquetazo fue que iban a canonizar a Mariana Grajales porque exhumaron su  cadáver y la encontraron intacta. También recibí un correo donde me aseguraban  que el padre del Presidente de U.S.A. era un mulato de Sagua la Grande llamado  “Francisco Cundo” que había preñado a Ann Durham, la mamá de Barack Obama,  cuando ella estaba cortando caña “voluntaria” en el campo cubano. Y los “forwarderos”  dándose banquete a costilla de los incautos.

Ahora el último plagiado es el Reverendo Martín Añorga. Su brillante escrito  “Hasta Mañana Cuba” nos llega todos los días con diferentes autores y otras sin  nombre alguno. Si está mal plagiarme a mí, robarle una autoría a un hombre tan  correcto, decente, religioso y honesto como Añorga es un crimen de lesa  humanidad…

Hay quienes dicen: “Olvídate de eso, lo importante es que se lean y que rueden  tus escritos”. Bueno, si ese fuera mi gusto entonces yo escribiría anónimamente.  Además, a que no le dicen eso a Juan Gabriel o a Armando Manzanero: “Lo  importante es que se escuchen tus canciones, despreocúpate de la autoría”…

Y por último: todos deben recordar que YO NO COBRO NI UN CENTAVO, por lo tanto  sólo recibo el reconocimiento (unas veces con admiración y otras con odio) de  mis lectores. Desde luego, como yo tengo tanta producción de escritos estoy  dispuesto a ceder la autoría de algún trabajo por cien dólares. Y por tres mil  los doy TODOS en liquidación.

Nuevoaccion.com

Publicado por M.Guaty Marrero para Cjaronu

Jenny Lind la sueca qué causó furor en La Habana

Resumen  de: MGuatyMarrero

Jenny Lind: la sueca maravillosa, escrito por Josefina Ortega

 

 Cuando llegó a La Habana el 5 de enero de 1851 estaba en la cima de su esplendor. Su voz era única. Dicen que venía acompañada de un numeroso grupo de músicos y vocalistas para fortalecer la orquesta del muy célebre Teatro de Tacón, inaugurado en 1838, que estaba confirmado como sede de sus presentaciones.

Y es tanto el delirio que desató la estancia en la ciudad de la que fuera el amor imposible del cuentista Hans Christian Andersen, que las mujeres no dudaron en llevar peinados “a lo Jenny Lind”, también cintas, pañuelos y otros adornos bautizados con su nombre.

 Su éxito fue extraordinario y sus actuaciones a lleno completo a pesar de los altos precios: cuatro pesos y dos reales por una luneta, 17 por un palco de primera y segunda, 13 por los de tercera, dos pesos por la tertulia y 12 reales sencillos por la cazuela.

Un cronista de la época escribió sobre la muestra de generosidad que dio la artista, quien “a su despedida dedicó una función a los pobres, llevando a ella tal concurrencia que se dijo que el teatro valía aquella noche ¡8 000 pesos!”.

Jenny Lind, a quien José Martí llamó en una de sus crónicas desde Nueva York “la sueca maravillosa”, nació en Estocolmo, en 1820, y desarrolló una importantísima carrera como cantante y actriz, lo que le permitió acumular una enorme fortuna.

Se presentó en París, Berlín, Viena, Inglaterra, EE.UU… También fue profesora de música. Se casó con el pianista y compositor Otto Goldschmith. Posteriormente se retiró en el apogeo de sus triunfos. Murió en 1887

Resumen de artículo y publicación Guaty Marrero para Cjaronu