Observaciones de un hijo del exilio. Segunda Parte.


Observaciones de un Hijo del Exilio.

Alex A Marrero


Parte 2: Nostalgia

La añoranza más grande que llevo por dentro en relación a Cuba y mis raíces se refleja directamente en el aspecto artístico/cultural y más específicamente aún: la música. Como el planeta entero ya lo sabe, la cultura musical de Cuba es una sumamente rica, amplia, especial y altamente poderosa. Sencillamente dicho, el sonido de la clave es el latido del corazón de todos los cubanos y gracias a ésta, también es el latido de todos los Latinos.

La mezcla de las culturas que ocurrió en esa isla: española, africana, francesa,  crearon una  música tanto elegante como callejera, incomparable y con variantes casi infinitas. Estilos, géneros y formas increíblemente originales y variadas las cuales, a principios de la década del 70, al mezclarse muchas de ellas con un poco de influencia de ritmos de Puerto Rico, y con un toque de perspectiva nuyorquina se creó un fenómeno musical “La Salsa”. La música cubana es diariamente imitada por muchos y homenajeada por todos, ya sean músicos, artistas, intelectuales, bailarines, escritores, profesionales y gente normal, rica o pobre que solamente adora los sonidos y como le conmueven cuerpo y alma.

La manera en la cual  Cuba fomentó desde un principio la música y la educación superior musical es lo que ha llevado a que su música llegara a alcanzar tal respeto y cariño universal. Añoro el poder algún día ir a esa increíble Isla y aprender directamente de mis paisanos más sobre ese lenguaje musical. Convivir con ellos al sentir el latido del Caribe, en la misma isla donde nació ese idioma sin palabras que levanta el espíritu y conmueve a todo el ser.

Desde que tengo memoria, entre nosotros los hermanos se ha hablado muchas veces sobre hacer algún escrito, canción, documentación oral, película, algún tipo de homenaje o pequeño detalle a la historia de nuestros padres. Siempre nos quedamos en la idea, nunca llegamos a sembrar la semilla. Solamente se quedaban las ideas en un estado de “deberíamos hacer tal cosa o tal otra”. Por mi cuenta hice varios intentos durante algunos años aquí y allá de escribir canciones acerca de lo que vivieron y nunca pude -en verdad- escribir algo que me dejara satisfecho. Siempre me faltaba algo. También, a mi manera de verlo, yo no tenia la educación especifica sobre la música cubana que me hubiera gustado tener para hacer algo en el lenguaje que ellos conocen. Después de años de trabajo y estudio personal me sentía más cómodo con las formas musicales de la isla.

La falta de algún homenaje (porque espero que no sea el último) que quisimos hacer cambió para mi después de tantos años, un día, y en sólo cuestión de minutos. El veintisiete de agosto del dos mil cinco, abrí mi correo electrónico y vi un mensaje de mi madre, como muchos que manda regularmente a sus hijos y amistades. El título era simplemente: Compartiendo Nostalgia. En unos breves enunciados nos explicaba que el escrito era algo así como un poema sin mucha estructura (según ella) acerca de sus recuerdos de tener que salir de Cuba, pero que aún así se sentía orgullosa de él, y esperaba que nos gustara. Al leer esas palabras, sin pensarlo dos veces tome la guitarra acústica y  le puse música y melodía a esas palabras. Eran palabras que yo nunca hubiera podido escribir, pero que con amor y orgullo ahora les podía traer otra vida completamente.

Como dice el Brasileño Caetano Veloso en una de sus lindas canciones: “Como é bom poder tocar um instrumento”. Hice unos cambios muy, muy pequeños a la letra y en quince minutos la canción estaba terminada. Mi grupo musical en aquel momento estaba a punto de grabar un disco y lo que yo más quería entonces era hacerle un arreglo digno a esta canción para poder incluirla en el disco. Así funcionó el plan con la ayuda de mi amigo, colaborador y gran arreglista Scotty McIntosh. Nostalgia es parte de ese disco tan variado musicalmente que es “Evolución” y es mi tributo en aquel a mis padres, Cuba y el exilio. No es ninguna obra maestra ni va a cambiar el mundo, pero es algo sincero y del corazón. Y la canción al igual que yo, mantiene algo de tradición pero tiene influencias externas.

Para agregarle un poco mas de profundidad al tema, (¡por que está tan ligera la cosa!) el día que enterraron a mí abuela materna (quien acababa de fallecer) me llamaron desde Miami mis hermanos que estaban ahí atendiendo su funeral. Llamaban para avisarme que todo estaba en marcha, que estaban ahí, tristes, pero juntos y que me extrañaban. Colgué el teléfono y entré directamente a la cabina de grabación (mi closet) para añadirle las vocales a Nostalgia, lo único que faltaba por completar de la grabación de dicha canción. Muchos sentimientos se soltaron de mí en la grabación de esas vocales. De nuevo, la catarsis de poder expresarse musicalmente, resaltó y me ayudó de manera increíble. A la vez, lo que sucedió fue que la canción tomó otro nivel de significado para mí ya que en ese momento yo se la cantaba a mi abuela, que en paz descanse.

Hago este escrito ahora de la misma manera que los solía hacer de pequeño, para compartir mi punto de vista sobre algunas cosas y para que lo leyera mi familia. Lo hago para contar una parte de nuestra historia como familia. Lo hago para que al igual que con Nostalgia, les pueda hacer tributo a mis padres y a todos aquellos exiliados de su patria por gobiernos opresivos.

Hago este escrito en honor a mis padres ya que no siempre soy el hijo mas presente, ni tampoco el hijo ideal. Lo hago en tributo y con cariño a mis hermanos y a mi hermana quienes por bien o por mal crecimos en un hogar de exiliados Cubanos en México (¡aunque se que Vic y Dan no lo van a leer porque esta muy largo!). Lo hago en honor a todas las familias e hijos de exiliados. Lo hago por el amor a una patria que no conozco. Lo hago por amor a la familia inmediata que conozco y la que no conozco también. Lo hago, al igual que la canción y toda mi música: en honor a mis ancestros.

Esto comenzó simplemente por que mi madre me pidió que le contribuyera algo a su nuevo “Blog” y aparentemente cuando empiezo a escribir, como dicen en México: me clavo. Lo único más que puedo ofrecer ahora es el sentimiento que traté de compartir en la canción que escribimos juntos -sin saberlo- mi madre y yo. Quise brindarle tributo a  sus palabras y a las experiencias de mis padres,  la de sus padres, y así sucesivamente.

Si gustan, la pueden escuchar si van al siguiente sitio:                                     

http://www.sonicbids.com/ghandaia (En la parte superior de la página hay un botón que dice: Audio. Hagan clic en dicho botón y en la página nueva encontraran la canción Nostalgia. Es la tercera en la lista de tres.

O pueden tratar de entrar directamente a las tres canciones entre ellas a Nostalgia, traten aquí:

http://www.sonicbids.com/epk/epk_body.asp?epk_id=28435&poll_id=&name=music&skin_id=7

Espero que sea un tributo digno y que la disfruten.

Alex A. Marrero

Miércoles, 15 de julio de 2009

Austin, Texas.

Gracias Alex por tus palabras. Tu narración sobre la intención de hacernos un homenaje a tu padre y a mí me ha emocionado. El detalle de que inclusive  te acuerdes hasta de la fecha en que recibiste mi modesto poema, me halaga grandemente.  Me siento muy orgullosa de ese disco. Fue indescriptible lo que sentí el día que lo oí por primera vez. Gracias mi querido músico, te quiero mucho, Mam

12 Respuestas a “Observaciones de un hijo del exilio. Segunda Parte.

  1. Puchy Guaty Lotz

    Mí querido Alex, tus bellos sentimientos y las profundas huellas que sin haber vivido en Ella te marca, no solo quien eres pero cada nota en ¨Nostalgia¨ El ritmo Cubano se oye en tu voz, tus claves, tu guitarra, tú tiempo. Wita (Mami) no hubiese querido tener otro homenaje que el que le hiciste ese 21 de Febrero; estoy segura que estaba a tu lado sonriendo y disfrutando tu música. Mami y papi eran grandes bailadores y saboreaban la música como algo necesario a la vida. Bravo Alex, me has llenado de añoranzas, tus palabras al igual que tu música me volvieron a una Etapa de Oro la cual fuimos dichosos de vivir en nuestra Cuba de ayer.

  2. Tere Guaty DeWitt

    Gracias Alex por este homenaje tan bello a nuestra Patria, a tus padres y a Mami. Cuanto le gustaba a ella la musica cubana, y como dice Puchy, cuanto la disfrutaron Mami y Papi
    Añoranza; el ritmo de tu voz, las claves y el bongo, es el sabor de Cuba.
    Besos
    Tia Tere

  3. A Tere y Puchy:

    Recordarán que Alex le hizo un homenaje a papi en la carátula de su primer disco, a pesar de que nunca lo conoció.

    Con «Nostalgia» tuvo a mami presente y a su lado miéntras lo grababa.

    Es algo de lo que me cuesta trabajo hablar porque rompo en lágrimas.
    Pero no lo pasé por alto, me enorgullece muchísimo.

    Las quiero.

  4. Muy bonito y sentido Alex, por haber compartido por muchos anos de una manera u otra con todos tus abuelos, te puedo decir que tienes que tenerle amor a la musica, por que ellos la disfrutaban a plenitud y esas cosas se heredan. No puedo contar las noches que en Puerto Rico pasabamos cantando nuestra musica y fiestando al son de mi piano. Fueron tiempos inolvidables que tanto Eduardo como yo guardamos con mucho carino. Me encanta tu musica, esta llena de ritmo y sabor cubano. Un abrazo.

  5. Pingback: Los más vistos de la semana « Cjaronu's Blog

  6. Tere T. Barcelo

    Hola, Maggie, Jose Manuel, Alex y toda la familia Marrero,
    Estoy más que conmovida por el excelente y sentido escrito de Alex, expresando las reflexiones de un “hijo de Exiliados”. Independientemente de su talento musical y su sincera exposición de motivos para escribir y difundir música Cubana, lo más admirable es saber que un joven de treinta y pico años tiene esa afinidad, admiración y respeto por sus padres y sus raíces. Estos casos no abundan mucho en el siglo XXI, ya que la tendencia es de emprender su propia historia, si no olvidando, por lo menos no dando la debida importancia al camino recorrido por sus padres e identificarse con ellos.
    Muchas felicidades a los orgullosos padres, al autor de tan bello y conmovedor escrito y a toda la familia por haber cultivado ese amor a lo suyo y verlo florecer, ahora convertido en versos y melodías Cubanas. ~~ Un abrazo a todos, con mucho cariño! Tere y Reynaldo Barceló (con «hijos del Exilio»)

  7. Carmelita Jimenez

    Querida amiga Maggie:

    Me emocionó muchísimo, estas expresiones de Amor a sus padres y el enorme sentimiento que sale de su gran espíritu.
    Una vez más Amiguita les deseo a toda tu hermosa familia, que Dios los siga bendiciendo y a mi también por la suerte de haberte encontrado en mi camino.

    Besos………..
    Carmelita……….

  8. Gracias Tere por tus palabras, ¿que te puedo decir? cada vez que lo leo me emociono tremendamente, le doy gracias a Dios por los hijos que me ha dado.
    Muchos cariños a ustedes y a su bellísima familia.

  9. Querida amiga, agradezco mucho tus palabras, estoy muy orgullosa de éste escrito que nos dedicó Alex.
    Yo también tengo que dar gracias por haber encontrado una amiga como tú. Dios te bendiga,
    Maggie

  10. Eduardo J. Garcia

    Queridos Maggie y Jose Manuel: Los felicito por tener un hijo tan sensible,talentoso y cariñoso. Eso lo lograron ustedes al darle una educacion y crianza que en estos escrito de Alex se manifiestan. Dios bendiga siempre a la familia Marrero Guaty. Los queremos.

  11. Gracias Eduardo y Bego, los queremos mucho, un abrazo y bendiciones tambièn para vuestra preciosa familia.

  12. Pingback: Lo más visto de la semana « Cjaronu's Blog

Favor de no agregar videos ni artículos completos de sus páginas, gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s