Archivo de la etiqueta: SObrvive en¡milio el padre viajó en avión

Mis recuerdos del circo Razzore y de su gran tragedia

 Mis recuerdos del circo Razzore.

Autor: MGuatyMarrero para Cjaronu

secretoscuba.cultureforum.net

secretoscuba.cultureforum.net

En Jaronú los chiquillos esperábamos la llegada de los circos Santos y Artigas y Razzore con gran anticipación y entusiasmo.

Los niños del Central nos reuníamos a ver como trabajaban en la construcción de esa ciudad de ensueños infantiles que era un circo. La rapidez con que aparecía y más tarde desaparecía todo frente a nuestros asombrados ojos, el ir y venir de los trabajadores y la forma en que se iba levantando el circo era  mágico para nosotros.

El día de la  llegada que recuerdo del circo Razzore, mi hermana Tere, nuestra nana de toda la vida Mamina, y yo, estábamos temprano en el campo de pelota, lugar dónde situaban los circos, veíamos  alzar las carpas, mover  las jaulas de animales e interactuábamos con los artistas. Siempre llegábamos con nuestro padre quién saludaba a los dueños y le daba la bienvenida al central y una vez que ellos sabían que estábamos allí, él se retiraba y nosotras nos quedábamos viendo como se transformaba  todo a nuestro alrededor.

secretoscuba.cultureforum.net

secretoscuba.cultureforum.net

La estancia del circo Razzore fue inolvidable, pues pasamos todo el tiempo con la familia Razzore. La señora  era una mujer bellísima, muy amable y cariñosa, al igual que su hija que era una gran trapecista. Esa noche  asistimos toda la familia a la función y pasamos de nuevo a saludarlos.  Al día siguiente estuvimos en el sitio viendo como desarmaban todo y diciéndoles adiós a nuestros amigos.

Pocos días después el primero de septiembre, la radio daba insistentemente una desgarradora noticia, el hundimiento del “Euzkerda”, barco de bandera hondureña que había zarpado del puerto de Mariel el 28 de agosto rumbo a Cartagena, un antiguo yate presidencial convertido en buque de carga y pasajeros. Barco en que viajaba el circo Razzore.  El barco llevaba 57 personas a bordo; de ellas, 46 miembros del circo y once tripulantes, además, las carpas, jaulas con leones, caballos, burros, monos….

El mar se llevó mi vida», repetía en su delirio Emilio Razzore. Esas palabras expresaban el dolor que embargaba al propietario y director del circo. Él había hecho el viaje a Cartagena en avión, mientras su familia lo realizaba en aquel barco. Razzore perdió a su esposa, a sus hijos, hermanos y sobrinos, y al propio circo que fundaran sus abuelos en 1836, en Río de Janeiro, Brasil. Muchos de los Razzore participaban en el espectáculo circense, entre ellos, la bellísima hija de Emilio, la jovencita de l8 años Guillermina, famosa por su número de la Escalera Volante.

La tragedia me causó una gran impresión y tristeza pues hacía poco habíamos convivido con ellos y sus recuerdos estaban muy frescos en mi tierna mente. Tiempo pasó y esa tragedia siguió siempre en mis recuerdos. Fue como si me arrancaran un pedazo de  infantil ilusión, de fantasía, de magia, la cual había vivido por dos días junto a aquella maravillosa familia creadores de  un mundo encantado. Ellos estaban en el fondo del mar y yo no lo podía entender….

 la Escalera Volante

la Escalera Volante

Este suceso llenó de luto a la familia circense, pues el Razzore mantenía un viajar constante por distintas plazas de América. En Cuba estuvo a partir de 1946, en varias ocasiones. Destacados artistas del patio se habían sumado a aquellos trashumantes, en pos del aplauso y la fama.

De aquel episodio lograron salvarse los artistas cubanos Santiago Bravo, domador de leones, Raúl Chang y las hemanas Liduvina e Hilda García, quienes por muchos años más continuaron su vida en las carpas

Autor: M. Guaty Marrero para Cjaronu