Archivo de la etiqueta: ciudad de La Habana

Antonio Maceo, el titán de bronce

 

antonio%20maceo01

 

7 de diciembre. Muere en San Pedro, Hoyo Colorado, al sur de la ciudad de La Habana, en una escaramuza contra fuerzas del coronel Cirujeda, el mayor general Antonio Maceo y Grajales, “El Titán de Bronce”.

Al caer tenía en su haber alrededor de 600 acciones combativas y 27 cicatrices en su atlético cuerpo. Fue, con razón, el más bravo de los guerreros cubanos y uno de los más destacados lideres políticos de la Revolución Cubana.

No solo fue un hombre de acción sino también de pensamiento, no por casualidad Martí había expresado en una ocasión que “había que ponerle asunto a lo que decía, porque tenía tanta fuerza en la mente como en el brazo”.

Fuente: Un sitio de Bohemia digital

Publicado por M.Guaty Marrero para Cjaronu

Muere en La Habana: Luís Carbonell

la fotoMuere Luís Carbonell, el acuarelista de la poesia antillana, a los 90 años en la ciudad de La Habana.

Defendió su personal modo de incursionar por la música en diferentes escenarios. Desde los años cuarenta representó a Cuba en Nueva York junto a otros grandes de la isla como Esther Borja, Ernesto Lecuona y Gilbertico Valdés.z

Descanse en paz,

MGuatyMarrero para Cjaronu

 

La tumba de la Lealtad, Cementerio de Colón, La Habana

tumba-de-mrs-jeannette-y-su-perro-rinti-2

 

Editado por MGuatyMarrero para Cjaronu

En el sorprendente Cementerio de Colón, en Cuba,  salta a la vista la escultura de una mujer acostada, y a sus pies, un perrito. La obra, hecha con piedra de cantería, se inauguró en 1944, con la bendición del Arzobispo de La Habana. Pero, ¿quién fue la Dama del Perrito?

Jeannette Ryder (Wisconsin, ? – Cuba, 1931) fue una filántropa norteamericana que vivió en Cuba a principios del siglo XX, donde fundó la organización humanitaria llamada Sociedad Protectora de Niños, Animales y Plantas, también conocida como el Bando de Piedad.

Tras concluir la dominación española en Cuba y en momentos en que nuestro país se hallaba bajo la primera intervención de los Estados Unidos, desembarcó en el puerto habanero una mujer norteamericana de 33 años de edad nombradaJeanette Ryder.Al poco tiempo de su llegada a La Habana esta mujer se inició en la tarea de ofrecerles ayuda a los numerosos niños desamparados que recorrían la ciudad, se dedicaban a vender periódicos, en el mejor de los casos, o al hurto continuado. Se detenía a hablar con ellos, se interesaba por la situación individual de cada uno, les orientaba a seguir el buen camino y apartarse del delito y de los vicios y en muchas ocasiones recurría a sus escasos recursos monetarios para entregarles una limosna
Jeannette Ryder. Muy diminuta, muy delgada y muy poco agraciada, al margen del patrón de belleza de los hombres cubanos, aquella mujer no conoció el galanteo constante de los nativos. Sin embargo, la belleza que no podía ostentar su figura habitaba, con creces, en sus nobles sentimientos cristianos, en su sensibilidad extrema y en su firme voluntad de hacer el bien.

912

Fue enterrada en la necrópolis de Colón en la ciudad de La Habana. Su tumba se conoce como la tumba de la lealtad, ya que después de su muerte, su perra Rinti se echó a los pies de la tumba y rechazó los alimentos y el agua que le ofrecían los cuidadores del cementerio hasta que murió. Una escultura conmemorativa muestra a un perro descansando a los pies de la tumba.

En julio de 1957, para conmemorar los 50 años de la fundación del Bando de Piedad, el Ministerio de Comunicaciones de la República de Cuba emitió dos sellos de 021_0014 y 12 centavos respectivamente honrando a Jeanette Ryder.

Enviado por Luciano Garibali

Publicado y editado por MGuatyMarrero para Cjaronu