Cristina Kirtchner de nuevo en la mira


 

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en una imagen de mayo de 2015

Un nuevo escándalo con el narcotráfico de telón de fondo salpica a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner. A su actual jefe de Gabinete y ex ministro de Justicia, Aníbal Fernández, lo acusan de ser el autor intelectual en 2008 del asesinato de tres empresarios que trabajaban para una red de narcotráfico internacional. Fernández negó las denuncias y calificó de «programa cachivache» el espacio de televisión donde dos condenados identificaron a Fernández como «el morsa», el supuesto cabecilla de la red que se dedicaba al comercio ilegal de efedrina para la elaboración de drogas de diseño.

«Estos tipos no tienen nada que perder… Están con (cadena) perpetua» se defendió, bastante afectado, a primera hora de la mañana del lunes el ministro. Sobre Martín Lanatta, uno de los condenados, Fernández aseguró. «Dice que me conoce y que se reunió conmigo en varias ocasiones pero no lo conocí nunca, no hablé nunca con él, ni mantuve conversaciones telefónicas, ni mensajes de texto…». La versión del «arrepentido» es otra. Dice que una vez le llevó a su casa «250.000 dólares y en otra tres millones» que él luego derivaba a «narcotraficantes mexicanos». El ministro también negó conocer al ex comisario Luis Salerno, «otro procesado, imputado», en palabras del ministro, que también le identifica como «el morsa».

En una zanja

El escándalo de la efedrina salió a la luz en agosto del 2008, cuando atados de pies y manos en una zanja, se encontraron los cadáveres de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina. Llevaban desaparecidos una semana. Las investigaciones revelaron que Forza había realizado donaciones para la campaña de Cristina Fernández en 2007. Una campaña sobre la que el arrepentido venezolano Guido Antonini Wilson confesó en Miami haber viajado desde Caracas a Buenos Aires con casi un millón de dólares en un maletín para financiarla. El Gobierno argentino negó entonces conocerle y el propio Aníbal Fernández considero «un verso” (una mentira) el episodio, pero más tarde aparecieron unas imágenes de Wilson en la Casa Rosada.

Seguir leyendo

MGuatyMarrero para Cjaronu

Favor de no agregar videos ni artículos completos de sus páginas, gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s