Una Sentencia, por Emilio A. Cosío R.


CJaronu´s Blog

 Emilio A. Cosío R

Alguien esta condenado a morir, pero aunque hay una sentencia, no ha habido un juicio. Ni un tribunal. Tampoco ha habido un fiscal, porque nadie le acusa de nada y no hay cargos que formularle. Y mucho menos un defensor. Pero hay un verdugo. Porque alguien tiene que morir. Y debe morir en beneficio de la persona causante de sus circunstancias. En las que él no ha tomado parte alguna. La decisión la tomará el verdugo según su propio criterio. Todo amparado por la ley.

Sin embargo, el hecho por el que se condena a la víctima no está tipificado como delito. Y aunque nadie la acusa de nada, el consenso popular más generalizado es que su muerte está justificada porque con ello se evita que otra persona muera. Alguien a quien ni siquiera conoce, no obstante ser responsable de todo lo que le acontece.

 Nadie…

Ver la entrada original 461 palabras más

Favor de no agregar videos ni artículos completos de sus páginas, gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s