O todos marchamos o el miedo a la libertad


1366336379_550308_1366336707_album_normal

Antonio Rodiles- La Habana

Diario de Cuba

Cuba cambiará si un deseo genuino nos impulsa a acabar con el sinsentido y la estupidez.

Desde el mismo año 1959, Fidel Castro dejó muy claro que los espacios públicos eran solo para los “revolucionarios”. Para lograr ese objetivo convirtió cada acto público en una arenga para intimidar a la ciudadanía. Muy rápido los cubanos vieron que los alardes se convertían en acciones y en turbas que podían arrasar con ellos y su seres queridos. El terror se implanto, la “revolución” se impuso.

56 años después, el totalitarismo pretende mantener su poder con la herramienta que mejor conoce, la violencia. Reactivar esos genes del pánico que te hacen poner una camisa de fuerza es prioridad del régimen.

¿Puede cambiar Cuba si seguimos sosteniendo la memoria del miedo? ¿Puede cambiar Cuba si aceptamos los términos de unos decrépitos ancianos y sus adeptos?

No se trata de un dilema entre un supuesto cambio pacífico y uno violento, como algunos quieren mostrar. Cuba cambiará si sentimos la determinación de hacerlo, si un deseo genuino nos impulsa a acabar con el sinsentido y la estupidez.

Desde hace ocho domingos, el régimen reprime brutalmente a un grupo de opositores que, unidos a las Damas de Blanco, reclamamos la liberación de los presos políticos. Dos puntos resultan intolerables para la dictadura: que le exijamos liberar a sus rehenes y que lo hagamos ejerciendo nuestro derecho a la manifestación pública y pacífica.

Sin embargo, lo que ha sido imprevisible es la capacidad de resistir que hemos demostrado ante los abusos y la impunidad de las fuerzas represivas. Casi un centenar de activistas nos mantenemos asistiendo a pesar de la violencia que se nos aplican. Resulta duro, pero nuestros derechos lo valen. No sabemos cuántos domingos más de abusos y atropellos nos esperan, pero estamos seguro de que la libertad ganará.

La semana pasada pedimos a algunos amigos que nos apoyaran, pues necesitamos ayuda para sostener este reclamo frente al silencio de la comunidad internacional. Rápidamente se pusieron en función de promover en twitter la etiqueta #TodosMarchamos. Se organizó “un twittazo” contra la represión, en apoyo a las marchas dominicales. Y el resultado no pudo ser mejor. Miles de tweets inundaron la red. Verlos fue un bálsamo después de tanto abuso.

El próximo domingo estaremos nuevamente en la calle junto a las Damas de Blanco, esas mujeres humildes, cargadas de virtudes y defectos, pero que se han plantado como pocos y a las que tanto tendrá que agradecer la Cuba futura.

Ojalá muchos se sumen. Fuera de la Isla, que todos los cubanos que ansían un cambio pongan sus tweets o acudan a espacios públicos para mostrar que Cuba duele. Dentro, que el resto de la oposición comprenda que la calle es un espacio de todos y que los golpes duelen, pero más debe dolernos la indiferencia.

Si #TodosMarchamos los domingos, el miedo y la dictadura se acaban. Hagámoslo.

MGuatyMarrero para Cjaronu

Una respuesta a “O todos marchamos o el miedo a la libertad

  1. Alberto Gonzalez

    Cuantos anios perdidos ! Por mucho tiempo transmitimos por radio honda corta La Voz de Alpha 66. Haciamos el planteamiengto de que teniamos que luchar sin pedir permiso ni esperar por nadie. Luchar como David usando la inteligencia de pegarle al enemigo en su punto debil tal como lo hiso Maximo Gomez.
    En mis “descargas”, yo planreaba que el regimen es como un bucarto de cristal sobre una mesa de tres paqtas. Muy dificil de llegar al bucaro y romperlo pero: que pasa si nos concentramos en “partir” una de las patas?
    Esa pata debe ser el ministerio del interior, seguridad de estado o como le llamen ahora. Esos son los perros que inplantan el terror. Ellos se sienten
    invencibles, como el gigante contra David. No tienen miedo. Ladran y muerden a su antojo porque aun no han tenido “otro perro que los muerda.”
    Cuando eso suceda, se virara el jueguito y seran ellos los que tendran
    panico.
    Sabemos donder viven y frecuentan y no seria muy dificil “hacerles justicia
    a lo Quintin Bandera.” Cuando la noticia de esa “perdida de un companero” se riegue entre ellos: A corer caballeros que se acabo la mezcla !
    Repito dos pensamiento de nuestros maestros:
    “La libertad cuesta muy cara,,,,,,,,,” y “Se compra con el filo del machete”

Favor de no agregar videos ni artículos completos de sus páginas, gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s