Un homenaje a mi madre


En memoria de : Margarita Vallina de Guaty

Febrero-23-1914- Febrero 17- 2006

Un buen ejemplo.

 EN ESTOS DÍAS TENGO A MI MADRE MUY PRESENTE Y QUIERO HONRARLA DE NUEVO CON ESTE ARTÍCULO PUBLICADO AQUÍ EN EL AÑO 2010.

Hoy de repente me vino a la mente una vieja imagen: dos niñitas sucias y andrajosas tocando a nuestra puerta en Jaronú, pidiendo limosnas.  ¿Por qué me acordé de esto?, es una asociación de ideas. Oigo toser todas las mañanas a un pobre hombre que lava los carros en nuestro residencial y de alguna manera debo hacer algo por él, debo ayudarle, porque aprendí  de mis padres, que no se ignora la miseria y la necesidad, se hace algo al respecto.

Las niñas se veían hambrientas, muy sucias, desoladas, en ese momento a mis hermanas y a mí nos pareció que eran unas primitas  que habían llegado de visita, y que por algún motivo que desconocíamos eran muy pobres. Fuimos apresuradamente a buscar a mami que se encontraba en la cocina, y la llevamos con nosotras de regreso hasta la puerta de entrada.

Mami tranquilamente mandó pasar a las niñas y le dijo a la madre de ésta, que en esos momentos se asomó (no la habíamos visto), que las recogiera en una hora.

Recuerdo vívidamente como las desnudó, y las metió juntas en el doble lavadero de ropa.

Las bañó, les lavó su mugriento pelo, se lo desenredó, las pasaba de un lavadero a otro, en uno las bañaba, en el otro las enjuagaba. Hubiera sido imposible bañar a estas niñas en la bañadera.

El siguiente paso fue vestirlas y peinarlas, desde la ropa interior, los vestiditos, las medias y los zapatos, con ropita nuestra. Las sentó a la mesa y les dio de comer. Nosotras estábamos fascinadas viendo la transformación de aquellas  pequeñas en princesas, era como ver a dos Cenicientas transformarse frente a nuestros ojos.

A la hora señalada llegó la madre a recogerlas, todo era parloteo, las abrazábamos y besábamos, les hicimos prometer que nos vendrían a visitar, eran unas niñas como nosotras, pero que no tenían una casa como la nuestra, ni unos padres que las mimaran,  ni todas las cosas que diariamente recibíamos sin pensarlo siquiera…….. Y nos encantaba verlas limpias y felices.

La parte triste fue que esta señora que las acompañaba  pidió que le devolvieran la ropa vieja de las niñas, muy sorprendida mami la recogió de la basura y se la entregó. Marcharon, y al llegar a la esquina aún las veíamos, algo inaudito pasó frente a nuestros infantiles ojos.  Esa extraña señora les quitó la ropita nueva, las cintas del pelo, los zapatos y medias, y acto seguido las embarró de tierra de cabeza a pies, les puso la ropa vieja, y siguió con ellas su camino para ir a tocar en otra casa. ¿Nosotras?, llorábamos, no entendíamos, mami trató de consolarnos y tomándonos de las manos nos metió a la casa.

Hoy escucho a un pobre hombre que lava los carros en nuestra área, se le ve enfermo en las mañanas, tengo que ayudarle. ¿Lo apreciará?, eso no importa, mi madre me enseñó que se ayuda sin esperar nada.

Te quiero mami,

Maggie

14 Respuestas a “Un homenaje a mi madre

  1. Daniel Marrero

    No hay una sola cosa que caracterice a mi Abuela. Mi Abuela tiene mucha convicción, mucho sentido del humor, mucho cariño, mucha educación. Es brillante y siempre tuvo una mentalidad muy «echada para alante». Siempre dice lo que piensa sin temor a las consecuencias y se preocupa por los suyos. La familia para ella es primero. Siempre me aconseja y es una gran guía.

    Mi Abuela es alguien que aún vive en mi corazón.
    Te quiero mucho Abuela.

  2. Chila Monteagudo

    Muy linda y conmovedora tu historia Maggie. Asi era Margara, como yo carinosamente la llamaba, siempre lista para ayudar, aconsejar y dar carino a todos aquellos que la rodeaban. Muchos ratos agradables pasamos juntos con ella y con Rafael, para mis hijos era como otra abuela, pues crecieron a su lado. Demas esta decir que la hemos extranado mucho y que su recuerdo estara siempre con nosotros.

  3. Quien la conocio ya nunca mas la olvido
    Fue un monumento de esposa y madre
    Que DIOS la tenga en la GLORIA
    Andres

  4. Mam:

    No importa que foto hubieras puesto de Abuela porque todas las fotos que se tomó salían igual y refleja lo mismo. Su fuerza, caridad, orgullo, amor y convicción. La distinción en su ser siempre se reflejaba en ella «Cabeza en alto y vista en firme»…a toda edad!

    Vic

  5. Tere T. Barcelo

    Qué hermosa manera de recordar a tu mamá, Maggie. Se me salieron las lágrimas, reconociendo en la actitud caritativa de tu mamá, la manera de ser de la mía. No es casualidad, ambas murieron en Febrero. Tu mami, en 2006, la mía en 2007. Ambas de 92 años, y se fueron, dejándonos tremendo tesoro de recuerdos, principios, y consejos. Que Dios las bendiga donde indudablemente deben estar, como nosotras, en cordial amistad y gran plática diaria, encomendándonos a sus hijos, nietos y bisnietos al Dios bueno y amoroso que las debe haber recibido diciendo: “Bienvenida a casa, fiel servidora y discípula mía!” ~ Con mucho cariño, Tere Barceló

  6. Muy lindo Maggie. Esta mañana les puse flores de parte de todos.

    Creo que ella esta muy orgullosa de todas ustedes por este honor que le hicieron hoy en su memoria.

  7. Luciano Garibaldi

    ¡ Que alma tan bella!

  8. Gracias a todos los que tan cariñosamente comentaron sobre esta entrada y las dos siguientes.
    Maggie

  9. Anne Signoret

    Que commovedora historia Maggy, siempre haces que uno reflexione, me encantan tus historias, besos..

  10. Andres Moran

    Que linda tu mama, su fisico y su alma.

  11. Gracias querido amigo.

  12. Lilly Guaty

    Era una bella persona mi suegra y mi segunda madre. Precioso cuento Maggie.
    Siempre la recordamos con mucho amor y cariño. La conocí a la edad de catorce años y siempre aprecie sus consejos como una madre. Nos daba mucha alegría pasar los veranos con ella en casa. Recordamos cuando le presté un traje de baño y la ayudamos a meterse al mar en Marco Island. Disfruto muchísimo esa tarde. Todos estos recuerdos viven en nuestros corazones. Aún en momentos difíciles acudo a ella por su fe tan grande y se que desde allá arriba nos ayuda con sus bendiciones. Gracias, querida madre !

  13. Gracias Lilly por relatarnos sobre esos veranos, ella te quiso como a una hija, y es un ángel que tenemos en el Cielo. Un beso

Favor de no agregar videos ni artículos completos de sus páginas, gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s