Café con leche


Para José Manuel y Puchy, campeones tomadores de café con leche.

 

web:The cuban history

Web:The cuban history

Alguien, queriendo ofender a Cuba, dijo que los cubanos éramos un pueblo de chicharrones y café con leche. Bueno, realmente éramos mucho más que eso. Éramos uno de los primeros países de América; pero además hacíamos unos chicharrones de puerco para chuparse los dedos y preparábamos un café con leche, como en el cielo.

No hay café con leche en el mundo como el de La Habana de antes. Venía el camarero a la mesa con una lechera en una mano y la cafetera en la otra y en la propia taza te mezclaba el café con la leche. Todo un arte de sabor y precisión.

Me imagino que tendría que ver la leche empleada y sobre todo el café. He saboreado el café con leche madrileño, que es bueno. He paladeado el que preparan en el Café de la Parroquia de Veracruz en México, que trata de parecerse al de Cuba, mezclado en la taza. También he probado el del Versalles en Miami, que también es bueno; pero ninguno me sabe igual a aquel café con leche habanero, saboreado sin prisa, en un café de La Habana vieja, cuando Cuba florecía.

Imágen:The cuban history

Recuerdos de Cuba de Andrés D. Puello

Publicado por M.Guaty Marrero para Cjaronu

19 Respuestas a “Café con leche

  1. luciano garibaldi

    Nos gusta el café con leche y los chicharrones ¿ y ? Otras nacionalidades cubanizadas, sobre todo en el sur de la Florida también disfrutan mucho de el café con leche y los americanos de las coladas. Desde luego que este comentario tiene una connotación despectiva, pero bueno el que lo hizo se lo pierde. Para que el café con leche quede bueno de verdad, la leche tiene que ser hervida y no solo calentada.
    A a mi que me dejen con nuestro “sube y baja” como se le llama popularmente.

  2. Puchy Guaty Lotz

    You know me well Maggie, mornings would not be the same without that delicious cup of café con leche; I have never developed a taste for regular coffee. I love café con leche; it’s the best part of the day, just me and my café con leche surrounded by peace and quiet, newspapers and Fox news. I like it best the way I make it at home, and they are not all created equal not because there is a right way or a wrong way, but guided simply by personal taste. But there is a difference between steaming which makes the milk sweeter and boiling which changes its taste, so the trick is to arrive at the point where the foam looks thick and creamy, but just before it reaches the boiling point. From my point of view and my personal taste, steaming the milk makes the perfect and sweetest Café con Leche.

  3. Y el toquecito de sal…………

  4. Puchy Guaty Lotz

    You remember!…. that toquecito de sal makes the difference.

  5. Hortensia Cruz Jimenez

    Digan lo que quieran, a mucha honra ser cubana y Cafe con leche .pero aqui; no me sabe como en mi tierra natal…………

  6. Señores, dejemonos de cuentos…no hay nada como un buen cafe con leche y despues de la exacta descripcion de Puchita, me tengo que tomar uno, pero, ahora mismo.

  7. El toquecito de sal, me lleva a las mañanas en casa de Abuela, ella siempre me hacia un cafe con Leche con su toquecito de sal, pues ella decía que ese era el secreto de un buen cafe con leche.

  8. Yo nunca pude tomar el Café con Leche, pero me encantaba ese olor divino que salia de la cocina, por eso me tomaba mi tazita de café y despues, mi vaso de leche con biscochitos. Aunque ya nada sabe igual, por eso me pregunto si el secreto de los sabores estaba en nuestra juventud. De todas formas, que nos sigan envidiando el café con leche, los chicharrones, las macitas de puerto, el arroz con pollo, etc,etc. Que vamos a hacer si Dios, nos creó asi!!!???♫♫♫

  9. Tere Guaty DeWitt

    Lidia estoy completamente de acuerdo contigo.
    Dicen que la mejor alabanzas son las envidias. Muchos de los que nos critican siempre nos están copiando.
    Y sobre los sabores de la niñez y juventud, que razón tienes, me acuerdo que hace unos años atrás mis hermanos y yo fuimos a una cafetería cubana. Al ver que tenían Ironbeer, la alegría mía fue palpante, y con gran entusiasmo la ordené. Al tomar con gran expectación el primer trago, la reacción mía fue comiquísima para mis hermanos Maggie y José que se burlaron de mi por el resto del día, pues no pude tomarme el dichoso Ironbeer y acabé por ordenar una Pepsi.
    En mis recuerdos era deliciosa, ohhh el sabor de la niñez

  10. Bueno, es qué la emoción que te dio al ver el Ironbeer en la carta , la ordenaste con gran júbilo y al primer trago ¡haz puesto una cara de fuchi tremenda! y dijiste: ¿pero esto no es Ironbeer?, jajajaja todavía me río.

  11. Puchy Guaty Lotz

    Yo no estaba con mis hermanos ese día, pero me contaron la historia de Tere y su Ironbeer, y esa imagen la tengo en mi mente para siempre. ¡Que desilusión, pobrecita!

    Años atrás tuve una experiencia parecida y desde entonces mantengo que los recuerdos son únicos del momento y del lugar y no importa lo mucho que deseamos recrearlos es imposible visitar aquellos momentos como reafirma el dicho, “You can’t never go home again.”

    Recuerdo un día en la tienda pasar un pasillo repleto de Malta Hatuey, y de repente encontrarme en la casa de mi Tía Maria Antonia en Jaronu, a veces ella nos preparaba a los primos a la hora de merendar un baso de Malta Hatuey mezclado con dos dedos de leche condensada, me acuerdo de la espuma sabrosa que formaba… Bueno, compre la Malta y la leche condensada y con mucha ilusión llegue a casa a preparar esa mezcla deliciosa que reviviría aquel delicioso gusto de mi niñez. Ay, Ay, Ay… miren, no quiero recordar cual fue el resultado, ni mi reacción a este fantástico y dulce recuerdo, basta decir que más nunca se me ocurrirá comprar una Malta Hatuey, y desde entonces ni siquiera paso por el pasillo donde se vende la leche condensada.

    Atesoro y acaricio mis sueños… pero es verdad, nunca regresaremos a aquella casa…¡Pero que dulce es el recordar!

  12. Puchy me acuerdo cuando me contaste tú desilución con la Malta y la leche condensada……….. ¡lo más empalagoso del mundo!, solo en Cuba. Y cuando ponían a baño María la lata de leche condensada y salía como flan…….. OMG!!!!! En casa nos hacían las dos combinaciones.

  13. Tere Guaty DeWitt

    Y saber lo mas triste de estos recuerdos.
    Con tanta azúcar y leche condensada y todas éramos flacas.
    Ahora comemos vegetales, azúcar sintética y siempre estamos a dieta.
    Creo que compro leche condensada mañana ja. Ja, ja

  14. ¡Ni se te ocurra!

  15. SOY YOLANDA , CUBANA DE NACIMIENTO Y A MUCHA HONRA
    YO VIVI AQUELLA EPOCA EN QUE LOS SABORES ERAN MUY DIFERENTES Y RECUERDO MUY BIEN ESTAS CONVINACIONES QUE AQUI SE MIENTAN , QUE RICAS ERAN , PERO NO SOLO ESTAS , RECUERDO QUE MI MADRE HACIA UNOS MACARRONES Y AQUEL PURE DELMONTE LE DABA UN SABOR DELICIOSO, QUE RICO OLIA EL SOFRITO CUANDO LOS SAZONABA !!!!!!Y ENCIMA LE ESPOLVOREABA GALLETA MOLIDA Y QUESO QUE ELLA MISMA RALLABA, HUMMMMQUE SABROSOS !!!!!! DE LA COCINA CUBANA DE AQUELLA EPOCA CUANDO ERAMOS NINOS Y HASTA JOVENES HAY MUCHO QUE HABLAR , Y DE LOS POSTRES NI SE DIGA, AQUELLOS DULCES QUE HACIA MI ABUELA QUE NO FALTABAN EN LA CENA DE NOCHE BUENA CUANDO NOS REUNIAMOS TODA LA FAMILIA, QUE ERA NUMEROSA, A FESTEJARLA, DUCE DE TORONJA, DE FRUTA BOMBA, DE TOMATE DE NARANJA AGRIA QUE ELLA NO LE QUITABA EL HOLLEJO, SOLO LAS SEMILLAS Y EL JUGO Y LE QUEDABAN RIQUISIMOS
    RECUERDO TAMBIEN LOS VINOS QUE HACIA MI ABUELO DE UN ANO PARA OTRO Y QUE GUARDABA EN GARRAFONES ALLA DEBAJO EN EL SOTANO DE LA CASA , AY QUE SABORES MAS RICOS !!!!!!!!! , Y SIEMPRE LOS GARANTIZABA EN LA NOCHE BUENA TAMBIEN
    ESTOY HABLANDO DE LAS DECADAS DE LOS 40 Y 50 AHI PARO YA EL GUSTO DEL CUBANO AMEN !!!!!

  16. Yolanda. ¡que recuerdos taaannnnn deliciosos! Bienvenida al blog.

  17. Elsa M. Rodriguez

    Bueno, siento ser, como siempre, la abogada del Diablo. Desde luego que nuestro café con leche era el mejor del mundo. Tenía que ser, ya que lo tomábamos en una época en la que todos o casi todos los que opinamos aquí éramos jóvenes y llenos de ilusiones. Además, por lo general lo preparaba mamá, nuestra madre, la única que hacía el mejor café con leche del mundo. Nostalgia, eso es lo que sentimos, pero no es mal, es normal, nos pasa a todos los que peregrinamos por el mundo porque perdimos nuestro terruño. Ahora, comentado sobre algo que dijo Maggie, concuerdo con ella en cuanto al café con leche de “La Parroquia” en Veracruz, aparte de saber muy bien es muy original la forma de servirlo. Era, o es, un espectáculo, que solo por verlo, vale la pena ir allí.

  18. Si supieras que yo no tomo café con leche desde niña. No me apetece, prefiero café americano, costumbre del exilio allá en Virginia.

Favor de no agregar videos ni artículos completos de sus páginas, gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s